Una fotografía tomada en abril de 2015 muestra a un rompehielos en el mar de Kara. Las temperaturas han estado unos 30 grados por encima de lo normal en el Polo Norte debido a la entrada de aire más cálido. (KIRILL KUDRYAVTSEV/AFP/Getty Images)

(CNN) - El Polo Norte está saboreando una de las cálidas temperaturas de finales de diciembre que han causado tantos estragos en Estados Unidos.

Gracias al mismo sistema de baja presión que produjo ventiscas en Nuevo México, tornados en Texas e inundaciones en Misuri, el Polo Norte estará más de 30 grados centígrados por encima del promedio de temporada el miércoles, de acuerdo a algunos modelos de computadora.

Según algunas estimaciones, la alta temperatura se encuentra alrededor de 4,4 grados centígrados, considerablemente más caliente que las temperaturas más altas de finales de diciembre de -27,7 grados centígrados.

Las temperaturas de diciembre superiores al punto de congelación en el Polo Norte se han producido solo tres veces desde 1948, tuiteó el bloguero Bob Henson de Weather Underground.

El meteorólogo senior de CNN, Brandon Miller, señala que dos sistemas climáticos fuertes —la masa de baja presión que se desplaza a través de Estados Unidos y el norte de Europa, y un sistema de alta presión sobre Siberia— han ayudado a extraer el aire caliente del sur de Europa y norte de África.

"Debido a la fuerza de los dos sistemas, esto está permitiendo que el aire viaje más al norte de lo normal", dijo.

El aire se desplaza en dirección de las agujas del reloj alrededor del sistema de alta presión y en sentido contrario a las agujas del reloj alrededor de la baja, por lo que los dos sistemas cercanos uno del otro están extrayendo aire de la misma dirección como una aspiradora, dice.

Ninguno de estos sistemas es poco común en esta época del año, por cierto, pero su poder —y el resultado de la combinación— es inusual, añade.

Sin embargo, la temperatura alta del Polo Norte es estrictamente un fenómeno temporal, ya que las temperaturas volverán a la normalidad muy pronto, dice Miller. Lo que es importante monitorear es si el calentamiento se convertirá en parte de un modelo que reduce el hielo marino en el Ártico... algo que los científicos están observando cuidadosamente.

"Algunos modelos climáticos predicen un Ártico libre de hielo al menos parte del año en las próximas décadas", dijo Miller. "Si se tendrá un Ártico libre de hielo y se enfrentarán grandes derretimientos en el verano, pero también se limita la recuperación de hielo en el invierno, sucederán eventos como este".

Él continuó: "Si se tienen muchos eventos como este, especialmente con fuertes vientos que pueden empujar el hielo marino a todas partes y causar algunas vulnerabilidades, y si este se vuelve un patrón, realmente podría convertirse en algo preocupante para la estabilidad del Ártico".

Por cierto, si quieres viajar a la calidez relativa del Polo Norte, es posible que desees llevar una lámpara. Actualmente, es de noche 24 horas del día.