Manifestantes iraníes incendian la embajada de Arabia Saudita el 2 de enero durante protestas por la ejecución del clérigo chiíta Nimr al-Nimr por parte de las autoridades saudíes (Crédito: MOHAMMADREZA NADIMI/AFP/Getty Images)

(CNN) – La ejecución en Arabia Saudita del clérigo chiíta Nimr al-Nimr provocó la irá de cientos de manifestantes que prendieron fuego a la embajada saudita en Teherán.

Un productor de CNN informó desde el lugar que se podía ver humo saliendo del edificio.

La Agencia de Noticias Estudiantes de Irán (ISNA) reportó que la policía y las fuerzas de seguridad intentaron disolver la manifestación, pero los inconformes seguían reuniéndose frente al complejo de la embajada.

El productor de CNN dijo que la policía antidisturbios formó una línea a unos 100 metros de la representación diplomática para evitar que los manifestantes entraran al edificio.

Hubo varios arrestos, dijeron agentes de la policía en el lugar. Se registraron algunos daños en la parte trasera del edificio, pero ningún miembro de la embajada estaba dentro de las instalaciones cuando se produjo el ataque.

Según la agencia semioficial de noticias Mehr, los estudiantes han convocado más protestas para este domingo.

Al-Nirm, un clérigo disidente, había hablado en repetidas ocasiones en contra del gobierno y la familia real saudita. Fue condenado a muerte por incitar a la lucha sectaria, sedición y otros cargos tras su detención en 2012.

Este sábado fue ejecutado en Arabia Saudita junto con 46 personas acusadas de terrorismo.

Amnistía Internacional calificó de vagas las acusaciones contra el clérigo chiíta y dijo que su condena a muerte fue atroz.