El presidente Obama se ha dirigido al país en por lo menos en 14 ocasiones durante durante sus siete años de gobierno, pidiendo leyes de control de armas para evitar tiroteos masivos. (Crédito:KAREN BLEIER/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - La Casa Blanca anunció detalles de la nueva acción ejecutiva de Barack Obama con el objetivo de ampliar las revisiones de antecedentes penales sobre la venta de armas.

El conjunto de acciones ejecutivas —que serán presentadas el martes— cumpliría una promesa hecha por el presidente de adoptar nuevas medidas unilaterales que la Casa Blanca dice, podrían ayudar a evitar las muertes por armas de fuego.

El decreto amplía la revisión obligatoria de antecedentes para algunas ventas privadas, pero no todas. El objetivo de la nueva acción ejecutiva es capturar más de las ventas en internet y en exposiciones, así como las ventas hechas a entidades y corporaciones y fondos legales.

La medida implica mayor financiamiento para tratamientos en salud mental para incitar a los estados a reportar a las personas que deberían tener restricción de comparar armas.

Hay planes para pedir más financiamiento para que el FBI pueda ocuparse de las revisiones y más agentes de la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) para investigar violaciones.

Además, la medida plantea proporcionar financiamiento para patrocinar investigaciones para la llamada tecnología "inteligente" de armas.

Son cuatro los objetivos del gobierno con las medidas:

  • Impedir con la revisión de antecedentes que las armas estén en manos equivocadas
  • Hacer más seguras a las comunidades con respecto a la violencia armada
  • Aumentar el tratamiento de enfermedades mentales y reportarlas al sistema de revisión de antecedentes
  • Moldear el futuro de la tecnología de la seguridad en las armas

Los defensores del control de armas y los funcionarios de la Casa Blanca dicen que el enfoque sigue siendo lo que se conoce como "la brecha de la exhibición de armas", la cual permite que ciertos vendedores de armas —en exhibiciones de armas y otros sitios— eviten llevar a cabo revisiones de antecedentes penales antes de hacer alguna venta.

El Congreso necesitaría actuar para hacer que las revisiones de antecedentes penales sean del todo universales. Sin embargo, los defensores y los abogados de la administración han encontrado una disposición de la ley que podría permitir que Obama ampliara el requisito de la revisión de antecedentes penales a vendedores adicionales.

La ley federal actualmente requiere que todos los individuos "involucrados en el negocio" de vender armas obtengan una licencia y lleven a cabo revisiones de antecedentes penales para los compradores. Pero quienes solo hagan ventas ocasionales o vendan armas de fuego de una colección personal están exentos del requisito de la revisión de antecedentes penales.

Un grupo, el Everytown for Gun Safety, dirigido por Michael Bloomberg, le ha dado recomendaciones a la Casa Blanca que incluyen crear una prueba para evaluar quién debe obtener una licencia para seguir vendiendo armas. Los factores incluirían el volumen y la velocidad de las ventas, y si el vendedor depende o no de la publicidad para vender las armas.

El grupo también recomendó que Obama definiera que un arma de una "colección personal" es aquella que ha estado en posesión del vendedor durante al menos un año.

Antes de irse a sus vacaciones de invierno en Hawái, Obama se reunió con Bloomberg en la Casa Blanca para discutir el control de armas.

Con información de Evan Perez de CNN