(CNN)– Un avión de pasajeros con 163 personas a bordo se vio obligado a regresar al aeropuerto de origen tras 40 minutos de vuelo después de que se descubrió que una de las puertas del avión no estaba completamente cerrada.

El vuelo, operado por la filial de Korean Air de bajo costo Jin Air, abandonó Cebú en Filipinas el domingo, con destino a Busan, en Corea del Sur.

Imagen de la puerta en el vuelo.

Imagen de la puerta en el vuelo.

Un oficial de relaciones públicas de Jin Air confirmó el incidente a CNN, diciendo que un ruido alertó al personal de una brecha en la puerta, lo que llevó al piloto a volver a Cebú.

En el momento del incidente el Boeing 737-800 volaba a una altitud de 10.000 pies.

De acuerdo con el oficial de Jin Air, se hizo un anuncio durante el vuelo para informar a las personas a bordo.

Aunque no se reportaron heridos, informes en medios de prensa surcoreanos dijeron que algunos pasajeros se quejaron de sentir náuseas durante el vuelo de regreso.

Un funcionario del Ministerio de Transporte de Corea del Sur dijo a CNN que ahora están investigando la causa exacta del incidente y el plan para llevar a cabo inspecciones de seguridad en seis aerolíneas de bajo coste este mes: Jin Air, Air Busan, Jeju Air, Easter Jet, T'way air, Air Incheon.