El chasis y la carrocería del Strati se imprimieron en 40 horas. (Crédito: Ivet Rodríguez/CNNExpansión)

(CNNExpansión) - La firma estadounidense Local Motors quiere revolucionar la forma de fabricar y vender autos. Para 2020, esta compañía que ahora cuenta con dos plantas y 104 empleados, planea abrir 50 pequeñas fábricas donde sus clientes podrán diseñar e imprimir sus autos en menos de 12 horas, dijo Justin Fishkin, director de estrategia de la compañía.

A diferencia de los vehículos actuales, que tienen hasta 20.000 componentes que se ensamblan y soldan, los modelos de Local Motors se fabrican con unas cuantas capas de plástico ABS y fibra de carbono. Cada capa se solidifica mediante rayos ultravioleta.

Actualmente, 75% de la estructura del vehículo se imprime en 3D, incluyendo el sistema electrónico, de propulsión y la suspensión. En un futuro la firma buscará que 90% de vehículo salga de una impresora 3D.

Por 18.000 dólares los clientes elegirán entre un menú de estilos de carrocería, colores, neumáticos y motor, y siguiendo las instrucciones de un manual interactivo participarán en la fabricación de su propio vehículo en la planta.

Aunque los autos se construirán sobre una misma plataforma, cada modelo lucirá radicalmente diferente. “Esto sólo es posible con la manufactura aditiva y la impresión 3D”, dijo Fishkin.

Además, Local Motors ofrecerá a sus clientes la opción de actualizar su vehículo, pues sus partes se podrán fundir, por su composición de fibra termoplástica y de carbono, ya que el material se podrá utilizar para formar un auto con nuevas características. En el contrato de compraventa se acordarán cierto número de estas actualizaciones.

"Funcionará similar a una compañía telefónica, donde el cliente tiene un contrato de dos años y en ese tiempo puede actualizar su equipo”, explicó Fishkin, durante una conferencia en el último Autoshow de Los Ángeles.

El mantenimiento de los vehículos se hará en fábricas móviles.

Justin Fishkin, director de estrategia de Local Motors. (Crédito: Ivet Rodríguez/CNNExpansión)

Justin Fishkin, director de estrategia de Local Motors. (Crédito: Ivet Rodríguez/CNNExpansión)

En 2015 la firma ‘imprimió’ en dos días un vehículo, el Strati, que fue presentado durante el Autoshow de Detroit. Desde entonces los ingenieros de Local Motors trabajaron en reducir el tiempo de impresión a 12 horas.

Ahora la empresa con sede en Arizona espera recibir las certificaciones necesarias para empezar a vender los primeros vehículos a finales de 2016.

Fishkin dijo que Local Motors tiene dos plantas en Phoenix, Arizona, y en Las Vegas, Nevada, y prepara una nueva en Knoxville, Tennessee. También tiene previstas nuevas "micro-fábricas" para Washington DC y Detroit. Cada instalación producirá unos 2.400 coches al año. Luego buscará llegar a Alemania, Singapur y Corea del Sur.

Gary Silberg, consultor de KPMG especializado en el sector automotriz, considera que la impresión 3D es una innovación disruptiva que transformará la fabricación de automóviles. “Ya no serán necesarias cientos de piezas ni sofisticadas y costosas líneas de montaje para producir vehículos”, dijo.