(CNN) - El vicepresidente Joe Biden dice que "todos los días" lamenta no haber entrado a la contienda presidencial para las elecciones de 2016... pero su decisión se basó en el beneficio de su familia.

"Me arrepiento todos los días, pero fue la mejor decisión para mi familia y para mí. Y pienso permanecer profundamente involucrado", dijo Biden en una entrevista con WVIT, afiliada de NBC en Connecticut.

Biden dijo que la contienda demócrata entre la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, y el senador por Vermont, Bernie Sanders, es "lo que había esperado", y añadió que ha habido "un verdadero debate entre Hillary y Bernie, como hubiera ocurrido si yo hubiera entrado a la contienda".

Los comentarios de Biden se produjeron durante una serie de entrevistas en canales locales de televisión en las que impulsó las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama sobre el control de armas.

Biden le puso fin a intensas especulaciones sobre su futuro político en octubre, con un repentino anuncio en relación a que no buscaría la presidencia; así, abandonó un sueño que ha albergado durante décadas.

Con su esposa, Jill, y Obama a su lado en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca , Biden dijo que la ventana para una campaña exitosa se había cerrado, haciendo notar el dolor de su familia tras la muerte de su hijo, Beau.

"Aunque no seré candidato, no voy a estar en silencio", dijo en un discurso del 21 de octubre en el que hizo énfasis en temas democráticos de desigualdad de ingresos, al igual que en un llamado a un movimiento nacional para curar el cáncer. "Tengo la intención de hablar con claridad y fuerza, de influir tanto como sea posible desde nuestra posición como partido y en la dirección a donde tenemos que ir como nación".

La pregunta de si Biden, de 72 años, entraría a la contienda había consumido a los demócratas durante meses.