Ri Chun-hee es una presentadora más popular de Corea del Norte. Inició su carrera como presentadora en 1971, luego de ser formada como actriz.

(CNN) - ¿Quién mejor para dar la noticia de que Corea del Norte había probado una bomba de hidrógeno que la presentadora más famosa de la nación, Ri Chun-hee?

El miércoles, con su distintivo "chima jeogori" —el vestido nacional del país— animó a los espectadores de Korean Central Television al decirles que tenía algunas noticias y que se las contaría dentro de unos minutos.

Luego, con su característica pasión, con la cabeza en alto con convicción y orgullo, informó al mundo sobre un acto que "haría que el mundo... admirara la fuerza nuclear del país".

Corea del Norte había probado lo que dijo era su primera bomba de hidrógeno.

La contundente abuela del estado totalitario estaba de vuelta.

Haciendo historia

La presentadora más famosa de Corea del Norte al parecer nació en 1943 y fue formada como actriz antes de salir al aire con el único canal de televisión de Corea del Norte en 1971.

Conocida como "la emisora ​​del pueblo", ella luego adornó las pantallas de la nación durante los próximos 40 años, usando su amplia gama dramática para hacer transmisiones en una variedad de tonos... que van desde el tono lúgubre al francamente amenazante.

Aunque últimamente se mantiene fuera del centro de atención, Ri Chun-hee ha sostenido la mano de la nación durante muchos momentos difíciles.

Ella dio la noticia del fallecimiento del líder supremo Kim Il Sung en 1994, llorando a lo largo de la transmisión.

Ella tranquilizó estoicamente a la población durante la creciente tensión entre Corea del Norte y Corea del Sur en el 2010, y nuevamente lloró mucho cuando el líder de segunda generación Kim Jong II murió en el 2011.

Les habla 'con tacto' a los espectadores

Pero en el 2012, la presentadora de 69 años de edad le concedió una entrevista a CCTV anunciando que estaba lista para mantenerse en segundo plano.

"Muchas mujeres presentadoras ahora son muy jóvenes y hermosas", admitió con modestia. "Y mucho más adecuadas para aparecer ante los espectadores".

Ella también le dejó a la emisora ​​china algunos de sus trucos del oficio; ella les hizo saber que creía que cada presentador debería tener su propio estilo para impresionar a los espectadores. También dijo que se deben adoptar tonos diferentes, dependiendo del tema.

"Cuando leemos para la RPDC (República Popular Democrática de Corea, el nombre oficial del país) no debemos sonar como si estuviéramos gritando, sino que hay que hablarles con tacto a los espectadores", dijo.

Luego ejemplifico su tono "suave" con una emisión amigable y espontánea del Año Nuevo Lunar.

Su colorida actitud le ha ganado varios admiradores de Internet en los últimos años. Ella ha sido satirizada tanto en el extranjero como en su país y tiene más de un grupo de Facebook en su nombre. En el 2010, brevemente se volvió en un éxito viral chino.

Pero por lo que es más conocida en todo el mundo de habla inglesa es el tono que emplea para los asuntos serios.

"Es una voz cargada de odio", según Brian Myers, analista de propaganda de Corea del Norte en la Universidad Dongseo de Busán le dijo a "The World" de PRI.

"De cierto modo me recuerda a lo que George Orwell se refería en 1984, cuando hablaba de odio de dos minutos".

"Simplemente se trata de una voz cargada de desprecio y odio".