(CNN)– Corea del Sur reactivó este viernes la emisión de propaganda cerca en su frontera fuertemente fortificada con Corea del Norte.

La media ocurre tras el anuncio de Pyongyang sobre su supuesta prueba con bomba de hidrógeno esta semana.

Seúl anunció que, a partir del mediodía del viernes, hora local, se reanudó la radiodifusión de propaganda, desplegando altavoces en la zona desmilitarizada entre ambas Coreas.

Seúl también confirmó un aumento en el nivel de defensa cibernética.

Corea del Norte considera las emisiones de propaganda equivalentes a un acto de guerra, y en ocasiones ha respondido con fuego de artillería.