(CNNMoney) - Frente a los temores a nivel mundial, la economía de Estados Unidos aún está ganando velocidad.

Los empleadores estadounidenses añadieron 292.000 puestos de trabajo en diciembre. Los economistas encuestados por CNNMoney predijeron que 211.000 puestos de trabajo serían añadidos.

Para todo el 2015, la economía agregó 2,65 millones de empleos, el segundo mejor año en cuanto a incremento de trabajos desde 1999.

La tasa de desempleo se mantuvo en 5% durante el tercer mes consecutivo. Eso se acerca a lo que la mayoría de los economistas consideran "empleo pleno". El desempleo se ha reducido a la mitad desde su máximo del 10% en el 2009.

Los estadounidenses también recibieron un aumento de sus salarios. Los salarios aumentaron un 2,5 % en diciembre, igualando los aumentos de octubre, los cuales fueron considerados como los mejores en seis años.

Los salarios han sido uno de los últimos indicadores que ha logrado salir adelante en la recuperación de Estados Unidos y finalmente están ganando impulso. El crecimiento en octubre y noviembre también fue sólido.

"Existen muchos indicadores que muestran que la economía se está desplazando en la dirección correcta", según Tom Pérez, secretario del Departamento de Trabajo de Estados Unidos, le dijo a CNNMoney.

La Reserva Federal predice que la economía continuará creciendo en el 2016. En diciembre, aumentó su tasa de interés clave por primera vez en casi una década. La decisión fue principalmente impulsada por el progreso del mercado laboral.

El incremento de puestos de trabajo en diciembre es una señal tranquilizadora de que la economía de Estados Unidos ha mostrado una recuperación frente a la desaceleración de la economía mundial. Justo esta semana, los mercados bursátiles de todo el mundo entraron en pánico ante los temores de que la desaceleración mundial —liderada por China y la caída del precio del petróleo— está empeorando.

A pesar de esos vientos en contra, la economía estadounidense sigue cobrando impulso.