Responsabilizan a yihadistas de ISIS por una nueva matanza en Siria. (ISIS/Archivo).

(CNN)– Un militante de ISIS ejecutó a su propia madre antes de una audiencia pública, dijo un grupo defensor de los derechos humanos sirio.

El yihadista, de 20 años de edad, mató a su madre en la ciudad siria de Raqqa, capital de facto de ISIS, ante cientos de personas que observaban cerca de la oficina de correos en la que trabajaba, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

ISIS la había acusado de apostasía después de que su hijo la entregó, dijeron los activistas. Supuestamente la mujer había "incitado a su hijo a salir del Estado Islámico."Quería escapar con él y le dijo que la coalición iba a matar a todos los miembros de la organización".

El Observatorio informó que la víctima tenía unos 40 años. El grupo activista Raqqa is Being Slaughtered Silently informó que ella tenía 35 años.

CNN no ha podido confirmar de forma independiente los informes de los grupos de derechos.

ISIS ha fomentado una reputación de extremismo mediante la realización de ejecuciones -decapitaciones, tiroteos masivos y hasta quemar personas vivas- ante las cámaras y publicando los videos en redes sociales.