(CNN) - La consistencia, velocidad y los precios económicos siempre han sido importantes para McDonald's.

Sus arcos dorados pueden ser faros de esperanza en una tierra extraña: un lugar donde sabes que siempre obtendrás precisamente la hamburguesa y papas fritas que buscas, seguido por punzadas de culpa al día siguiente.

Sin embargo, en Hong Kong, 40 años después de que la cadena entrara por primera vez a dicho territorio, están surgiendo señales de cambio en el grasoso horizonte de la comida rápida.

En diciembre, McDonald's transformó una de sus sucursales de Hong Kong en el primer McDonald's Next del mundo: una versión evolucionada de la marca que pretende ser "moderna y progresista".

Quinua, café e iluminación ambiental

La paleta de colores de rojo y amarillo y la fuerte iluminación son cosa del pasado.

En su lugar verás un elegante logo en blanco y negro, iluminación ambiental, un interior de vidrio y metal y... una barra de ensaladas.

La oferta poco común está llena de 19 ingredientes, entre ellos "dos opciones vegetales como base para ensalada, dos tipos de quesos, tres sabores de salsas" y, por supuesto, quinua".

Además, McDonald's Next está tratando de elevar la experiencia general de la comida rápida con servicio en mesas después de las 6 p.m. y clases premium de café.

La sucursal, ubicada en el barrio Admiralty de la ciudad, también ha sido equipada con plataformas para cargar celulares, Wi-Fi gratis y kioskos de autoservicio para ordenar.

McDonald's no respondió a la solicitud de CNN en busca de información sobre por qué Hong Kong fue elegido como la primera ubicación para su nuevo concepto y si abrirán restaurantes Next en otras ciudades.

Así que, ¿no más hamburguesas?

Para aquellos que buscan una Big Mac, no se preocupen.

McDonald's Next aún tiene el menú regular y sigue ofre               .

El concepto CYT es una iniciativa global que fue lanzada a principios del año pasado y ahora está presente en sucursales en Estados Unidos, China, Australia y los E.A.U.

Inició en Hong Kong en julio del año pasado con dos sucursales y desde entonces se ha ampliado a nueve restaurantes en la ciudad.

Hace poco un jueves en la tarde, el restaurante McDonald's Next estaba lleno de clientes que querían probar tanto el menú regular como las nuevas ensaladas y hamburguesas personalizadas.

"Es más amigable, se siente más como un café que como un McDonald's", dijo Nicolas Cottard, un empresario de Francia.

"Creo que ha aumentado el valor de la marca".

Momento de un cambio

¿Por qué habría McDonald's de cambiar sus métodos probados de varias décadas de antigüedad?

Porque el viejo modelo de negocios está fracasando.

En mayo del año pasado, McDonald's anunció su importante plan de cambio luego de que tanto los ingresos como el tráfico de clientes disminuyera alrededor del mundo.

Luego de los decepcionantes resultados del primer trimestre en 2015, Kevin Ozan, el director financiero de McDonald's, dijo que "el rendimiento actual refleja las continuas presiones que existen en el negocio".

No solo hay más competencia en el mercado de la comida rápida, sino las personas alrededor del mundo están adquiriendo más consciencia sobre su salud.

Según una encuesta de Nielsen Global Health and Wellness llevada a cabo el año pasado, el 50% del total de los encuestados afirman que están tratando de bajar de peso.

Y el 75% de ellos pensaba hacerlo al cambiar sus dietas y enfocarse en más alimentos naturales y frescos.

¿Va a seguir siendo barato?

Con una perspectiva fresca viene un nuevo modelo de fijación de precios.

Una ensalada regular de la barra de ensaladas de McDonald's Next, dependiendo de los ingredientes, te costará más o menos lo mismo que las ensaladas en otros restaurantes de la ciudad.

"El precio es un poco mayor, pero es bueno", dijo Man Chan, quien come habitualmente en McDonald's Next.

"Es muy fresco".