(CNN)– Una explosión sacudió el corazón turístico de Estambul este martes.

La explosión mató a al menos a 10 personas e hirió a otras 15, según la oficina del gobernador de Estambul.

Según el primer ministro de Turquía, el atacante suicida era un "miembro de ISIS que vino del exterior".

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, dijo que un atacante suicida sirio estaba detrás de la explosión, que se produjo cerca de la Mezquita Azul y Santa Sofía.

"Condeno el evento de terror en la plaza de Sultanahmet de Estambul que ha sido evaluado como un ataque suicida con raíces sirias".


Todos los que murieron en el ataque eran extranjeros, según afirmó el primer ministro turco Ahmet Davatogly. Añadió que entre los heridos hay una mezcla entre turcos y extranjeros.

Hizo un llamado para que toda la humanidad se solidarice con lo sucedido. "Debemos permanecer hombro a hombro después del ataque de Estambul. Permanezcamos juntos contra el terrorismo".

Entre los muertos está el atacante suicida de origen sirio y nacido en 1988. Dos de los 15 heridos estaban en condición grave.

La canciller de Alemania Angela Merkel dijo que su gobierno está preocupado porque haya alemanes entre las víctimas de los ataques en Estambul. Al parecer un grupo turístico de alemanas "fue impactado", pero no se conocen más detalles.

Alemania apoyará la investigación turca.

La plaza de Sultanahmet era un hervidero de fuerzas de seguridad y las ambulancias.

"Las investigaciones continúan sobre la causa de la explosión, los tipos de explosivos, el autor/ autores ", dijo el gobernador de Estambul, Vasip Sahin.

Al menos un noruego fue herido en la explosión, según Borge Brende, el Ministro de Exteriores noruego. Las autoridades alemanas no descartaron que haya connacionales entre las víctimas.

Brende condenó el ataque en Estambul a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

"No se puede descartar que ciudadanos alemanes estén entre las víctimas de la explosión", informó el Ministerio alemán de Asuntos Exteriores.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania emitió una advertencia de viaje a raíz de la explosión. Turquía es un destino popular para los turistas alemanes.

La explosión ocurre en un momento en el que Turquía está lidiando con múltiples amenazas a su seguridad.

ISIS y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) protagonizaron los últimos brotes de violencia.