(CNN)– Oh, no, no otra vez. Para muchos fanáticos de las películas, las nominaciones al Oscar del jueves trajeron una desalentadora sensación de deja vu.

Por segundo año consecutivo, ninguna minoría fue nominada en ninguna de las cuatro categorías de actuación. Un año después de que Selma, una película aclamada por los críticos, fuera rechazada por los votantes de la Academia, algo que desató protestas, actores y cineastas nuevamente están siendo ignorados... y Twitter no está feliz.

"En realidad es peor que el año pasado. Mejor documental y Mejor guión original. Eso es todo. #OscarsSoWhite", tuiteó April Reign, una editora a quien le atribuyen haber lanzado esa etiqueta a modo de protesta después de que las nominaciones del año pasado fueran anunciadas.

Se había esperado que Idris Elba fuera nominado por su interpretación como un caudillo africano en Beasts of No Nation, pero él fue pasado por alto. Otros aspirantes como la estrella de La verdad duele, Will Smith, la estrella de Creed: la leyenda de Rocky, Michael B. Jordan, el escritor-director de esa película, Ryan Coogler, y el elenco de la película biográfica de N.W.A. Straight Outta Compton también fueron ignorados.

La nominación al Mejor guión original, observada por Reign, fue para los escritores de Compton, ambos blancos.

De nuevo, #OscarsSoWhite (Los premios Oscar son para blancos) y #OscarsStillSoWhite (Los premios Oscar siguen siendo para blancos) fueron tendencia en las redes sociales; algunas personas señalaron la ironía de que el comediante negro Chris Rock presida una ceremonia el 28 de febrero en la que no se honra a los actores que son parte de las minorías.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas ha enfrentado críticas durante años en relación a que sus más de 7.000 miembros, quienes votan en los premios Oscar, carecen de diversidad, son mayores y han perdido el contacto. El reverendo Jesse Jackson guión las protestas en los Premios de la Academia de 1996 en relación a las percepciones de racismo en Hollywood.

Tales quejas bajaron un poco en los últimos años, ya que películas con elencos en su mayoría compuestos por personas negras como Historias cruzadas, El mayordomo de Lee Daniels, y 12 años de esclavitud ganaron reconocimiento en los premios Oscar.

Sin embargo, las protestas surgieron de nuevo el año pasado cuando el drama sobre los derechos civiles, Selma, a pesar de los elogios generalizados hacia la directora Ava DuVernay y la estrella David Oyelowo, solo fue nominada en la categoría de mejor película y mejor canción original.

Nominaciones al Oscar 2016: la lista completa

Si estás contando, eso representa 40 nominaciones al Oscar en estos últimos dos años para actores: todos ellos blancos.

Como lo señaló el crítico cultural Mark Harris, esto marca la primera vez en la que no ha habido nominados negros en la categoría de actuación en dos años consecutivos desde 1997-1998, así que quizá representa una caída y no un patrón.

"Los hombres mayores y blancos que votan no odian a las mujeres, a los gays y a las personas negras. Simplemente no están tan interesados en sus/nuestras historias", dijo Harris el jueves en Twitter. "Eso está cambiando, conforme cambian los miembros. Un buen año puede disfrazar el hecho de que tienen mucho trabajo por hacer. Un año como este lo deja al descubierto".

Aunque son el 37% de la población de Estados Unidos, las minorías representaron al 46% de los cinéfilos en Estados Unidos en 2014, de acuerdo con un informe de la Asociación Cinematográfica de Estados Unidos. Un estudio realizado por la Universidad del Sur de California encontró que de las 100 películas que más recaudaron en 2014, casi tres cuartos de todos los personajes eran blancos.

En septiembre del año pasado, Cheryl Boone Isaacs, presidenta de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, instó a los ejecutivos del estudio a que ampliaran su pensamiento en términos de la diversidad, pero dijo que era poco lo que sus miembros podían hacer para abordar el problema.

"La Academia no tiene poder sobre Hollywood. No tenemos nada que ver con las contrataciones", dijo. Sin embargo, lo que podemos hacer es lograr que amplíen su corriente normal de pensamiento".

En Twitter, después de que las nominaciones del jueves fueran anunciadas, el reverendo Al Sharpton pareció estar de acuerdo.

"Hollywood tiene un imagen fraudulenta de políticas liberales y progresivas", tuiteó. "Debemos tomar cartas en el asunto para corregir esto. Hablar es fácil".