Jacob Malone, expastor en Calvary Fellowship Downingtown, es acusado de agredor sexualmente a una de sus feligreses, según las autoridades. (Crédito West Whiteland Township Police Department).

(CNN)  – Un hombre del este de Pensilvania que está acusado de agredir sexualmente y de embarazar a una joven feligrés cuando él era el pastor de su iglesia regresará desde Ecuador a entregarse, le dijo su abogado a CNN.

Charles Proctor dijo que espera que su cliente, Jacob "Jake" Malone enfrente una batalla legal en Estados Unidos la próxima semana.

La policía de West Whiteland Township, Pensilvania, afirma que Malone, de 33 años, desarrolló una relación con la presunta víctima cuando ella era menor de edad y luego la invitó a vivir con él y su familia, y la agredió sexualmente después de cumplir 18 años y mientras vivía con ellos.

La policía dijo que Malone conoció a la chica en el 2009, cuando tenía 12 años de edad y era miembro de una iglesia en Mesa, Arizona, donde Malone era un pastor asociado, de acuerdo con el comunicado de prensa.

Unos años más tarde, Malone se mudó a Minnesota para ser pastor de otra iglesia. Se puso en contacto con la chica, quien tenía 17 años en ese entonces, y la invitó a quedarse con su familia, según el comunicado.

"Mientras estaba en Minnesota, la víctima afirmó que Malone comenzó a tratar de tener un contacto inapropiado con ella", dice el comunicado.

En julio del 2014, la adolescente se mudó con Malone, su esposa y sus tres hijos a Pensilvania, donde Malone tomó una posición de pastor en Calvary Fellowship Downingtown, una iglesia sin denominación, de acuerdo con el detective Scott Pezick del Departamento de Policía de West Whiteland.

Poco después, según le dijo la adolescente a la policía, comenzó a agredirla sexualmente.

Malone le dio alcohol a la víctima, quien en ese entonces tenía 18 años, según dijo Pezick.

El abogado del sospechoso espera que regrese a Estados Unidos la próxima semana

En al menos una ocasión, ella fue agredida sexualmente y quedó embarazada del pastor, dijo el detective.

Malone es buscado por violación, agresión sexual, por poner en peligro el bienestar de un niño, por suministro de bebidas alcohólicas a un menor de edad y otros delitos relacionados, dijo Pezick.

Proctor, el abogado de Malone, le dijo a CNN que no haría comentarios sobre las acusaciones en este momento, pero dijo que está en contacto diario tanto con la policía de West Whiteland como con Malone, quien se encuentra en Ecuador.

Malone fue a visitar a unos conocidos en Ecuador en las últimas semanas como una oportunidad para permitirse él y su esposa un "espacio", según Proctor.

La policía esperaba que Malone regresara el jueves por la mañana, de acuerdo con Pezick, pero Proctor le dijo que era "logísticamente imposible" que su cliente lograra tomar el vuelo de regreso de las 2:00 a.m. a Estados Unidos.

Según su compañero, también pastor, el sospechoso 'pasó inadvertido'

Malone, dijo Pezick, "era alguien de la iglesia que le ofreció ayudarla y guiarla. Y ese fue el problema. Ella estaba buscando orientación y a un adulto a quien admirar, y se aprovecharon de ella".

Malone se unió a Calvary Fellowship en el verano del 2014. Como pastor de desarrollo de liderazgo, él era responsable de la organización de equipos de voluntarios en la iglesia para cosas como el culto y estudios bíblicos, según Bill Bateman, el pastor de alcance global de la iglesia.

"Él era muy bueno en eso", dijo Bateman.

La iglesia se dio cuenta de las acusaciones contra Malone en noviembre del 2015, de acuerdo con Bateman, después de haber recibido una llamada de detectives de la policía en Mesa, Arizona, donde se habían hecho acusaciones similares contra él.

"Fue un completo shock. Un completo shock", le dijo Bateman a CNN.

Los supervisores de la iglesia enfrentaron a Malone por las acusaciones poco después de enterarse de las mismas, dijo Bateman. Malone inmediatamente renunció, añadió Bateman.

"Jake Malone pasó cada una de las verificaciones y participó en todos los foros de educación", dijo la iglesia en un comunicado. "El pasó inadvertido, engañando incluso a los que estaban más cerca de él. Sabemos que esto es difícil de imaginar, pero les aseguramos que nadie sospechaba nada hasta hace muy poco tiempo".

Bateman dijo que la situación era "desgarradora". Ningún otro miembro de la iglesia ha presentado denuncias, dijo.

El departamento de policía de Arizona contactó a la iglesia Calvary Fellowship después de que una mujer diferente acudió a ellos y les dijo que fue agredida sexualmente por Malone cuando era menor de edad, de acuerdo con el detective Esteban Flores del Departamento de Policía de Mesa.

Esa presunta víctima, que ahora tiene 20 años, dijo que Malone tuvo "contacto sexual" con ella a principios del 2009 y lo continuó haciendo hasta el 2011, dijo Flores.

Ella era miembro de Trinity Church al este de Mesa, donde Malone era un pastor asociado para jóvenes, dijo Flores.

La investigación en Mesa está en curso y los cargos aún no han sido presentados en ese caso, dijo Flores.

Las dos mujeres no se conocen entre sí, añadió.

"Aún estamos esperando que nuestros detectives lo puedan contactar y llevar a cabo una entrevista", dijo Flores. "Nuestros detectives han estado en contacto con sus abogados. Si regresa de nuevo a Pensilvania, nos gustaría hablar con él".