KFC busca diferentes estrategias para que su comida sea reconocible para los africanos. (Crédito: David Silverman/Getty Images).

(CNN) – Con más de 1.000 restaurantes en el continente, KFC es la cadena líder en comida rápida en África.

Sin embargo, su dominio se limita a África del Sur, hogar de alrededor del 80 por ciento de sus sucursales.

A pesar de su éxito, la empresa enfrenta muchos desafíos en su intento por establecer la marca en otras regiones; por ejemplo, al asegurarse de que su comida sea relevante y reconocible para los africanos.

Servir arroz jollof, un plato picante nativo de África Occidental, es una forma en la que KFC está improvisando para ganarse los paladares en la mayor economía de África, Nigeria.

Doug Smart, director administrativo de KFC África, dice: "Todos los nigerianos te dirán que su madre o esposa hace el mejor arroz jollof y KFC ahora lo está preparando".

Del paladar al bolsillo

En Nigeria, un menú regular de KFC cuesta cuatro veces más que en otros mercados desarrollados.

En un continente donde la gente vive con 2 dólares al día, una comida que cuesta más que eso se considera un lujo.

KFC paga una prima para operar en la nación rica en petróleo y la compañía tiene altos costos de importación, ya que paga un arancel del 20% por las papas que compra para sus papas fritas, las cuales adquiere desde Holanda.

A pesar de que adquiere el pollo de los productores locales, KFC aún tiene que encontrar un proveedor de papa local.

Su director general, Roger Eaton, le dijo a CNN: "En África, en prácticamente todos los países en los que operamos, el pollo es de origen local. Pero eso en realidad podría llevar 18 meses, no solo para obtener la oferta, sino lograr que el suministro cumpla con los estándares con los que queremos operar".

Pero en un clima económico más difícil, la cadena alimentaria ha observado una reducción del 14 por ciento en las ventas de 27 restaurantes de Nigeria en el 2015.

Oportunidad supera desafíos

A pesar de estos desafíos, KFC está expandiendo sus tiendas en el país, ya que abrirá 7 nuevos restaurantes este año.

Thebe Ikafaleng, fundador y director ejecutivo de Brand Africa, dice: "Las grandes marcas requieren que un país sea económicamente viable. Quieren estar al alcance del estómago de una persona hambrienta".

Eaton sigue siendo optimista sobre el futuro: "Creo que hemos hecho un gran trabajo en cuanto a buscar grandes socios, construir locales que se ven espectaculares y contar con grandiosos miembros del equipo. Todos se unen para construir un gran negocio".

"Seguiremos creciendo en alrededor de 50 tiendas por año".