Tsai Ing-wen celebra con sus seguidores la victoria en los comicios presidenciales de Taiwán. La candidata del Partido Democrático Progresista ganó las elecciones por un amplio margen, según las encuestas. (Crédito: Ulet Ifansasti/Getty Images).

(CNN) – Una mujer dirigirá el destino de Taiwán en los próximos años.

Pero la histórica elección de Tsai Ing-wen podría perturbar las relaciones con Beijing.

Eric Chu, el candidato presidencial del Partido Nacionalista, reconoció su derrota en los comicios generales, informó la estatal Agencia Central de Noticias estatal.

Los partidarios de la abanderada del Partido Democrático Progresista llenaron las calles de Taipei y celebraron la victoria de Tsai, aun cuando todavía no se habían dado a conocer los resultados finales.

Según las encuestas de boca de urna, dadas a conocer cuando cerraron los centros de votación, la lideresa de la oposición ganaría las elecciones presidenciales por un margen significativo, después de ocho años de un gobierno pro China del Partido Nacionalista.

El partido gobernante también estaba en peligro de perder el control de la legislatura, por primera vez, en las elecciones parlamentarias.

En rueda de prensa tras el cierre de las urnas, Tsai dijo que Taiwán y China "tienen la responsabilidad de hacer todo lo posible para encontrar formas mutuamente aceptables para interactuar".

El Partido Democrático Progresista se ha inclinado tradicionalmente a favor de la independencia de la isla de la China continental. Eso podría enfadar a Beijing, que considera a Taiwán como parte integrante de su territorio, mismo que debe ser tomado por la fuerza si es necesario. China tiene misiles apuntando a la isla.

"Voté por PDP porque es el momento muy crítico para el pueblo de Taiwán. Tenemos nuestros propios sistemas de democracia, no vamos a ser influenciados por China", dijo Tsai Cheng-an, un profesor de 55 años de edad de Taipei.

El Partido Nacionalista forjó lazos más estrechos con China con el gobierno de Ma Ying-jeou, que recientemente enfrentó protestas callejeras.

El nuevo gobierno tomará posesión el 20 de mayo tras dos mandatos de cuatro años de Ma.

China y Taiwán se separaron en 1949 con la victoria comunista en el continente tras la guerra civil.