La producción de plástico ha aumentado exponencialmente en los últimos años, pero es el material que menos se recicla.

(CNNMoney) -  El mundo está inundado con basura plástica.

Habrá más plástico que peces en término de peso en los océanos mundiales en 2050, según advirtió el Foro Económico Mundial este martes.

El plástico se ha convertido en uno de los materiales más populares del mundo, pues combina funcionalidad y bajos costos de producción. Su uso se ha incrementado 20 veces su tamaño en los últimos 50 años y se espera que se duplique en las próximas dos décadas.

Casi todos en el mundo tienen contacto con este material: más de un cuarto del plástico se usa para empacar.

Pero sólo el 14% de los empaques plásticos se recogen para reciclar. La tasa de reutilizaicón es terrible comparada con la de otros materiales: 58% del papel se recicla y hasta el 90% del acero se reutiliza.

Se pone peor. Cerca de la tercera parte de los empaques plásticos no son recogidos y terminan en la naturaleza o taponando tubos y cañería.

"Después de un corto ciclo de primer uso, el 95% del material valioso para empaque – de 80.000 a 120.000 millones de dólares– se pierden en la economía", afirma el comunicado del Foro Económico Mundial.

El reporte está basado en entrevistas con más de 180 expertos y en análisis de otros 200 informes.

Se estima que para 2050, el número de plásticos producidos globalmente aumentará tres veces hasta llegar a 1.124 millones de toneladas. Para ese entonces, la "economía plástica" ocupará cerca del 15% del presupuesto de carbón del mundo, que hoy sólo es del 1%.

El llamado presupuesto del carbón es el número total que dióxido de carbono que el mundo puede liberar en la atmósfera quedándose aún en el rango seguro y no aumentar en los 2 grados del calentamiento global.

El foro dijo que la única forma de evitar el desastre es mejorar masivamente la economía y los procesos de reciclaje. Esto significa darle a la gente incentivos para recoger basura plástica y para reutilizar y reciclar y estimular a los países para que mejoren su infraestructura de recolección de residuos para que las bolsas plásticas no terminen en la naturaleza.