Hong Kong (Crédito: PHILIPPE LOPEZ/AFP/Getty Images)

(CNNMoney) - El estratosféricamente costoso mercado de viviendas de Hong Kong es tan poco asequible que establece un nuevo récord mundial.

El precio promedio de una vivienda en Hong Kong es 19 veces la media anual de los ingresos por hogar de la ciudad, según la última encuesta de la agencia de políticas públicas Demographia.

El exorbitante múltiplo es el más alto que haya registrado la encuesta internacional desde que inició hace 12 años. Hong Kong ya había establecido el récord anterior —17 veces el ingreso familiar promedio— en la encuesta del año pasado y ahora ha estado en la nada envidiable máxima posición durante seis años consecutivos.

La encuesta considera como inasequibles las áreas urbanas con precios de vivienda promedio tres veces superior al ingreso familiar y en riesgo de caer en una burbuja inmobiliaria.

Después de Hong Kong, la segunda ciudad menos asequible es Sídney (12,2 veces el ingreso familiar promedio), el cual se ubicó por encima de Vancouver (10,8 veces).

Los dos peores infractores en Estados Unidos se encuentran en el norte de California, el hogar de Silicon Valley. San José registra un múltiplo de 9,7, mientras que San Francisco está cerca con 9,4.

Sin embargo, otras ciudades de Estados Unidos dominan el extremo opuesto de la escala: los 13 principales mercados que la encuesta clasificó como asequibles estaban en Estados Unidos.

Los cuatro menos costosos, todos con múltiplos de 2,6, fueron Cincinnati, Cleveland, así como Buffalo y Rochester de Nueva York.

Las ventas de inmuebles lujosos en Hong Kong han establecido nuevos récords para Asia. Pero la creciente divergencia entre los precios de la vivienda y los ingresos en Hong Kong han impulsado un alto grado de desigualdad de ingresos y un creciente sentimiento de frustración que jugó un papel importante en las grandes protestas que paralizaron partes de la ciudad a finales del 2014.

La encuesta de Demographia examinó los 87 principales mercados metropolitanos — aquellos con una población superior a un millón— en nueve países: Australia, Canadá, China, Irlanda, Japón, Nueva Zelanda, Singapur, el Reino Unido y Estados Unidos.