(CNN) - ¿Recuerdan al Skyreemr, el concepto de un avión supersónico que podía viajar a una velocidad de Mach 10?

Imaginen esto, ahora existe el diseño para un avión que podría ir desde Londres hasta Nueva York en 11 minutos, viajando a una velocidad Mach 24... ¡12 veces más rápido que un Concorde!

Charles Bombardier, el diseñador industrial que ideó ambos diseños, ha identificado a su concepto más reciente como el Antipode, el cual creó en colaboración con el fundador de Lunatic Koncepts, Abhishek Roy.

En teoría, podría transportar hasta 10 pasajeros a una distancia de hasta 20.004 km en menos de una hora.

¿Cómo funcionaría?

"Quería crear un concepto de avión capaz de llegar a su antípodas —o su opuesto diametral— tan rápido como sea posible", le dijo Bombardier a Forbes.

El prototipo de avión SpaceLiner podría volar a una velocidad de Mach 25

¿Te acabas de sentir aturdido? Aguanta un poco más mientras te explicamos la tecnología que haría que este aparato vuele.

Las alas del Antipode estarían equipadas con cohetes que propulsarían al avión hasta 12.192 metros, y le permitirían llegar hasta una velocidad de Mach 5.

Al igual que el Skreemr, el avión estaría impulsado por un motor scramjet.

A diferencia de los motores a reacción convencionales, los motores scramjet prácticamente no tienen partes móviles.

Y a diferencia de los cohetes, los motores scramjet quemarían oxígeno de la atmósfera en lugar de tener que llevar tanques pesados ​​llenos de oxígeno.

Pero, ¿es factible?

Ahora, el concepto Skreemr fue objeto de críticas por los desafíos que presenta al utilizar parte de la misma tecnología.

Un problema importante fue el calor.

Los objetos que viajan a una velocidad superior a Mach 5 pueden alcanzar más de 980ºC (1800º F), y existe un límite en cuanto al tipo de materiales que pueden soportar esas clases de temperaturas.

La explosión sónica también está casi garantizada cuando un objeto rompe la barrera del sonido, y esta es una amenaza en las zonas urbanas.

Sin embargo, Bombardier cree que puede haber encontrado una solución para ambos problemas.

Después de que el concepto Skreemr fuera dado a conocer, Bombardier fue contactado por Joseph Hazeltine, ingeniero de Wyle, una empresa que proporciona apoyo técnico a la NASA y al Departamento de Defensa de Estados Unidos.

Hazeltine sugirió el uso de una técnica aerodinámica llamada modo de larga penetración, o LPM, el cual utilizaría una boquilla en la nariz de la aeronave para aspirar aire y enfriar la temperatura de la superficie, mientras amortigua el ruido que se genera al romper la barrera del sonido.

Sí, también nos cuesta comprenderlo. Aun así, por impresionantes que suenen todas estas técnicas, la mayor parte de la tecnología en este diseño está aún a décadas de distancia de ver la luz del día.

Ni siquiera la NASA ha creado un scramjet estable aún. El Pentágono fue el que más se acercó, al lanzar un pequeño avión scramjet no tripulado en 2013 que alcanzó la velocidad de Mach 5.

Nota: no ha habido nada comercial, y nada se aproxima nada cerca de la velocidad que Bombardier está sugiriendo con el Antipode.

El propio diseñador no parece estar demasiado preocupado por el hecho de que su concepto aún esté a décadas de distancia.

Como lo explica en un video en su sitio web:

"Lo importante es la innovación. Comparte tu idea, y eso abre la puerta para que otros diseñadores trabajen a partir de ahí".