(CNN Español) - Una mujer de edad avanzada en Miami despertó con una sorpresa insólita cuando encontró a un animal exótico acariciando su rostro.

En la pasada noche del lunes, la mujer quedó anonadada cuando despertó viendo a un kinkajú hembra, que parece un cruce entre un mapache y un mono.

La mujer, aún no identificada con nombre en los informes, gritó llena de pánico y el animal se escabulló por el ático, según dijo Cathy Moghari, amiga de la familia quien ayudó a rescatar al animal. Moghari llegó a la casa de la mujer para intentar a la criatura de 60 centímetros, que reconoció como un kinkajú debido a su experiencia con animales exóticos, reportó WPLG, afiliada de CNN.

"Empecé a pensar: '¿Cómo vamos a sacar a este animal?' Así que busqué en Google sonidos de kinkajú y encontré un video", le dijo Moghari a WPLG. Después de hacer una búsqueda en internet de kinkajús, cuando Moghari reprodujo sonidos del animal con un parlante hacia el techo, el animal apareció. Moghari luego usó cerezas para ayudar atraer al hambriento y temeroso animal a una jaula.

El martes en la mañana, el animal llegó al South Dade Avian and Exotic Animal Medical Center, en donde el veterinario Don Harris pudo revisar el estado de salud de la ansiosa criatura.

"Tuve que tranquilizarla", dijo Harris. "Porque este animal estaba asustado y podría haber reaccionado con un grave mordisco".

Los kinkajús son animales nocturnos y pasan la mayoría del tiempo en árboles, según National Geographic. Pueden voltear sus patas para correr en cualquier dirección en ramas y tronos de árboles. Aunque son típicamente tímidos, pueden ser peligrosos debido a sus dientes afilados.

Aparte de estar asustada y con hambre, la kinkajú de 5 años estaba bien de salud.

Después de que WPLG y otras estaciones locales mostraron las historia del misterioso kinkajú, su propietario, Ray Fernandez, contactó al veterinario y se reunió con su amiga peluda, llamada Banana, el miércoles en la mañana.