(CNN) - Así es la vida real en un tanque de tiburones:

Una hembra de tiburón tigre no estaba bromeando cuando le dio un tremendo mordisco a un tiburón macho con el que compartía el tanque.

Fue una vista única y algo perturbadora para los visitantes del Acuario Coex en Seúl, Corea del Sur, pues la enorme hembra de ocho años tenía el cuerpo de su compañero colgando de su boca mientras lo devoraba lentamente.

Los tiburones pueden ser muy territoriales, dijo el vocero del acuario Oh Tae-youp.

Muchas veces cuando se topan los unos con los otros se muerden sólo porque se asustan.

La tiburón hembra nadó alrededor del tanque por las siguientes 21 horas comiéndose lentamente su presa mientras la cola de su cuerpo sin vida colgaba fuera de su boca.

Después del episodio, los cuidadores del acuario hicieron un conteo de los demás tiburones en el hábitat para saber que no habían devorado a otro.