(CNN) - La imagen de un bebé de siete meses muerto en una calle, entre sus padres, ha causado indignación en México. La foto muestra a los miembros de la familia momentos después de ser asesinados frente a una tienda en la ciudad de Pinotepa Nacional en el estado de Oaxaca,  según la procuraduría estatal de Oaxaca.

Varios hombres armados mataron a la familia, dijeron las autoridades. Los fiscales de Oaxaca le dijeron a CNN que el padre, identificado como Juan Alberto Pano Ramos, de 24 años, llevaba al bebé Marcos Miguel Pano Colón en sus brazos cuando fueron asesinados el viernes a las 8:40 p.m. La madre, identificada como Alba Isabel Colón, de 17 años, estaba al lado de ambos y también fue asesinada.

La imagen que enfoca al bebé ensangrentado, recostado boca abajo entre el brazo y el torso de su padre, se ha vuelto viral en México. La madre, que vestía jeans cortos y una camisa roja, yace al fondo.

Muchos comparan la imagen con la de Aylan Kurdi, el niño refugiado sirio de 3 años cuyo cuerpo fue hallado en una playa turca después de que se ahogara en el mar Mediterráneo.

"¿TE ACUERDAS DEL NIÑO SIRIO?, pregunta una cuenta en Facebook llamada "Solo Acapulco". "¿Recuerdas que te indignaste y hasta pusiste tu banderita en Facebook? Pues esto pasa en México, para ser precisos en Pinotepa Oaxaca, donde EL NARCOTRAFICO MATÓ A ESTA FAMILIA INCLUYENDO A ESTE PEQUEÑO ÁNGEL DE 7 MESES".

Un usuario en Twitter pregunta por qué no hay indignación por lo ocurrido en Pinotepa Nacional: "¿Y la indignación por Pinotepa Nacional ?Los mexicanos pareciéramos más compasivos por otros que por nosotros mismos".

El autor Octavio Martínez Michel, en una columna de opinión publicada por La Silla Rota, publica una bandera mexicana con un dibujo del bebé muerto en el fondo.

"¿Podemos imaginar algo más injusto que un asesinato a sangre fría de una familia que carga a su bebé en brazos?", pregunta Martínez a sus lectores.

La procuraduría dijo que el móvil del crimen parece relacionado con narcotráfico.

"Una pandilla del [estado de] Guerrero los ubicó y acribilló", dijeron los fiscales en declaración a CNN, agregando que los padres del bebé vendían drogas.

Un presunto traficante identificado como Isidoro Gonzáles Gerónimo, alias "El Isis", también fue asesinado en Oaxaca, el mismo día, dijo la procuraduría. La pareja, según las autoridades, trabajaban para Gonzáles, quien traficaba en Guerrero.

El sábado, un día después de los asesinatos, cuatro personas fueron detenidas en conexión con la muerte de Gonzáles.

La violencia relacionada con el narcotráfico ha azotado en Guerrero en años recientes. El estado tuvo 2.016 homicidios el año pasado, la mayor cantidad de cualquier estado mexicano, según cifras del gobierno.

La violencia se ha propagado al estado vecino de Oaxaca, a donde los padres del bebé se habían mudado hace poco, según las autoridades.

La misma noche en que la familia fue asesinada en Pinotepa Nacional, tres miembros de una familia, incluyendo una niña de 14 años, fueron asesinados en Miahuatlán.