Muchas mujeres jóvenes no se sienten obligadas a apoyar a Hillary Clinton, a causa de una división generacional.

Nota del editor: Kelly Wallace es corresponsal digital de CNN y editora invitada de temas de familia, carrera y vida.

(CNN) – Si estuvieras escribiendo un guión de Hollywood sobre la contienda por la Casa Blanca en torno a una mujer experimentada con una posibilidad real de convertirse en la primera mujer presidenta, esperarías que a esa candidata le fuera mejor entre las mujeres que con sus rivales masculinos. De hecho, si escribiste que a ella no le estaba yendo muy bien con las mujeres votantes, los ejecutivos rechazarían el guión diciendo que no era creíble.

Y, sin embargo, eso es exactamente lo que está sucediendo en la contienda presidencial de hoy en día, cuando se trata del apoyo a Hillary Clinton por parte de las mujeres más jóvenes. Alrededor del 64% de las mujeres votantes demócratas menores de 45 años respaldaban a Bernie Sanders, mientras que solo el 35% apoyaba a Clinton, según una encuesta llevada a cabo por Wall Street Journal/NBC/Marist College en Nueva Hampshire la semana pasada. Cuando se trata de mujeres de 45 años y más, Clinton superaba a Sanders por 9 puntos porcentuales, según la encuesta.

Los resultados finales, según una encuesta de salida de CNN, no fueron muy distintos: el 55% de las mujeres votaron por Sanders mientras que solo el 44% lo hicieron por Clinton.

¿Por qué las mujeres más jóvenes no estuvieron más entusiasmadas sobre Clinton? La falta de apoyo por parte de mujeres más jóvenes es algo que está claramente metido en la piel de algunos partidarios de Clinton, en particular de mujeres que son de su edad y época.

En primer lugar, Gloria Steinen en "Real Time With Bill Maher" sugirió que las mujeres jóvenes solo están apoyando a Sanders porque quieren conocer hombres. "Cuando eres joven, estás pensando: ¿Dónde están los chicos? Los chicos están con Bernie", dijo la Sra. Steinem. (Ella se ha disculpado por esos comentarios, diciendo que "se expresó mal" y lo llamó como un "caso de los programas de entrevistas interruptus").

El día después de que Steinem apareció con Bill Maher, la exsecretaria de estado Madeleine Albright pronunció algo que ella había dicho repetidamente durante los últimos años en relación a que las mujeres ayudan a las mujeres a romper las barreras, pero lo hizo por primera vez en una concentración para y con Clinton en Nuevo Hampshire.

"Hay un lugar especial en el infierno para las mujeres que no se ayudan entre sí", dice.

Bueno, eso no es exactamente lo que está sucediendo en el caso de las mujeres más jóvenes, que no están respaldando a Clinton.

"Como mujer joven que apoya a Bernie Sanders, estoy frustrada e indignada por ser constantemente atacada por feministas mayores por mi rechazo a votar según mi género", dice Ariana Javidi, una estudiante de segundo año de estudios de género, economía y derechos humanos de la Universidad de Connecticut.

"Al igual que mis compañeras feministas jóvenes, reconozco que votar por una mujer porque es mujer es sexista, al igual que votar por un hombre porque es un hombre también es sexista", dijo Javidi. "Cuando las feministas mayores como Albright y Steinem se involucran en explicaciones cada vez más sin fundamento y salvajes sobre por qué las mujeres jóvenes no son compatibles con Hillary, demuestran las limitaciones de su estilo feminista, mientras que las mujeres jóvenes como yo nos damos cuenta de que el género de uno no es lo que nos hace feministas".

Vera Ezimora, de 30 años de edad, dice que siempre anima a las mujeres para que ayuden a sus compañeras mujeres en su blog de estilo de vida Verastic.com, pero también dijo que no cree que la ayuda o apoyo deba ofrecerse a ciegas con base exclusivamente en el género.

"No creo que el hecho de ser mujer y no votar por Hillary signifique que eres una mala persona. Sería malo si tu única/principal razón para no votar por ella es porque ella es una mujer", dijo Ezimora, una demócrata que se volvió independiente y quien dice que "no tiene idea" sobre a quién apoyará en la elección.

Gabrielle Greaves, estudiante de la Universidad de Nuevo Hampshire que apoya a Sanders sobre Clinton, dice que su decisión está basada en la política, no en llevar a la primera mujer a la Casa Blanca.

"No solo se trata de tener a una mujer presidente. Quieres a alguien que valore todos tus principios y la moral que defiendes", dijo Greaves, durante una entrevista con Brooke Baldwin de CNN.

"Y creo que muchos de los votantes jóvenes, y especialmente en Iowa, hemos observado que la mayoría de las mujeres jóvenes de los electores votaron por Bernie Sanders; eso es porque él les habla y les da voz a los jóvenes votantes", dijo Greaves, señalando las cuestiones que Sanders defiende, como hacer que la matrícula sea gratuita en las escuelas profesionales y universidades públicas.

Un diferente 'sentido de urgencia'

Amanda Rodriguez, de 37 años, dijo que ella y otras mujeres más jóvenes están más preocupadas por el hecho de que sus problemas y sus creencias políticas se alineen con los candidatos, posiblemente más que las mujeres mayores, quienes pueden estar más enfocadas en ver que las mujeres ganen un cierto equilibrio cuando se trata de la Casa Blanca.

Dicho esto, Rodríguez entiende por qué las mujeres mayores se sienten de ese modo.

"Las mujeres más jóvenes no están tan acostumbradas a las batallas sexistas que las mujeres mayores profesionales tuvieron que enfrentar para adquirir las posiciones que tienen ahora", dijo Rodríguez, una madre de tres y fundadora del blog Dude Mom. "La lucha es real; ellas simplemente no han tenido que vivir con eso".

Eso es algo que se escucha cada vez más entre las mujeres mayores que están ansiosas por ver a una mujer presidente durante sus vidas, y que creen que las mujeres más jóvenes piensan que verán a una mujer presidenta en algún momento y que Hillary Clinton simplemente podría no ser una de ellas.

Janis Brett Elspas, de 59 años de edad y madre de cuatro hijos, ha trabajado a tiempo completo dirigiendo su propio negocio al mismo tiempo que criaba a sus hijos, quienes ahora están en la universidad.

"No creo que las mujeres del milenio sientan ese mismo sentido de urgencia para que una mujer llegue a ser presidente debido a que son jóvenes, no han esperado una eternidad como mi generación y su forma de pensar es que siempre habrá una próxima elección presidencial, cuatro años después de que ésta haya terminado", dijo Elspas, fundadora de Mommy Blog Expert. "También creo que la propia edad de Hillary simplemente podría ser menos atractiva y relevante para las mujeres votantes que son mucho más jóvenes que ella".

Las mujeres del "baby boom" ven a Clinton como una "pionera que pasó décadas abriendo nuevos caminos para las mujeres, pero las mujeres más jóvenes toman esos logros por sentado", dijo Allie Nault, quien fue nombrada adolescente excepcional de Miss America y que ha pasado los últimos seis meses motivando a los jóvenes para que voten, a través de anuncios de servicio público y entrevistas con todos los candidatos.

"Vemos a muchas mujeres abogadas, y solo hemos conocido a Hillary Clinton, desempeñando sus potentes funciones como primera dama, senadora y secretaria de Estado", dijo Nault, de 18 años de edad, y que votará este año por primera vez. "Creo que las mujeres de mi edad están seguras de que una mujer pronto será presidenta y no la ven como el hito que realmente es".

'No Marissa Mayer, Sheryl Sandberg, Carly Fiorina'

Rollene Saal, mi suegra y exgraduada de Wellesley al igual que Clinton, dijo que si las mujeres jóvenes de hoy no sienten una lealtad a Clinton, es porque son "post-feministas" y porque mujeres como Clinton despejaron el camino para ellas en la actualidad.

"No habría Marissa Mayer, Sheryl Sandberg, Carly Fiorina, si no fuera por el trabajo, porque se les ha abierto paso; ella y Madeleine Albright y Gloria Steinem, estos iconos del movimiento de las mujeres", dijo Saal. "Ahora bien, para estas mujeres jóvenes, es maravilloso que esto ya no sea un problema candente".

Lori Day, de 52 años de edad, dice que las mujeres de su edad han visto cómo Hillary Clinton ha luchado por los derechos humanos de las mujeres y los derechos reproductivos durante décadas.

"No damos por sentado ninguno de los avances que ella ayudó a crear, porque sabemos que podemos perder, y si un republicano gana la Casa Blanca, eso sucederá", dijo Day, psicóloga educativa que dirige su propia empresa de consultoría y autora de un libro sobre los clubes de lectura de madre e hija. "Las mujeres más jóvenes no tienen memoria colectiva de esto, y tienden a dar por sentado cuestiones como el control de la natalidad y el aborto legal, simplemente porque estas cosas siempre han existido en su vida".

Diane Smith, una periodista de noticias que ganó un premio Emmy y coautora del éxito de ventas "Obsessed: America's Food Addiction – and My Own" (Obsesionado: adicción a la comida de Estados Unidos... y la mía), se pregunta si la generación del milenio y las mujeres más jóvenes piensan que todo el trabajo duro del feminismo está hecho.

"Si es así, tienen que ver cuántas mujeres lograron llegar a la alta dirección, y cómo las mujeres y los hombres pueden comenzar con el mismo salario, pero luego los hombres progresan rápidamente", dijo Smith, quien citó estadísticas de un informe de Lean In.org y McKinsey & Co, el cual determinó que según el ritmo actual, tomará más de un siglo para que la igualdad de género alcance su más alto nivel en las empresas.

Katharine Zaleski, cofundadora y presidenta de Power to Fly, el cual ayuda a las mujeres a encontrar los mejores puestos de trabajo remotos en tecnología, cree que las mujeres más jóvenes, es decir las que están en la universidad, no han experimentado el paisaje desigual de las mujeres que Clinton ha tratado de superar porque que no han comenzado a trabajar aún.

"Después de casi cinco años de trabajo, ellas verán los resultados de no contar con un liderazgo femenino más fuerte en este país: la desigualdad de remuneración, una de las peores políticas de licencia parental del mundo y los menores números de mujeres en el nivel ejecutivo", dijo Zaleski, quien pronto cumplirá 35 años.

¿Cuál es su mensaje a las mujeres más jóvenes que no están apoyando a Clinton? "Si quieres hablar de una revolución, entonces rebélate contra un sistema que evita que el 50% de su población alcance adecuadamente sus sueños".

Cecily Kellogg, bloguera, conferencista, madre de un niño de 9 años de edad y partidaria de Clinton, resumió la frustración que sienten las mujeres más jóvenes y las mujeres de mayor edad que tienen puntos de vista opuestos en relación al mejor candidato presidencial demócrata para ganar la Casa Blanca.

"Al igual que no quiero que los partidarios de Bernie me sermoneen sobre la elección de Hillary, no quiero darles lecciones a los partidarios de Bernie por elegirlo a él", dijo Kellogg. "Francamente, ambos son opciones bastante buenas. Cualquiera que obtenga la nominación contará con mi apoyo".

Aunado a eso, la bloguera y autora Avital Norman Nathman, quien aún no ha decidido entre Clinton y Sanders dijo: "Es agotador tener que enfrentar esta lucha interna cuando deberíamos estar trabajando juntos por el bien común".