(CNN) - Para muchos, el nacimiento de un niño es un momento que nunca olvidarán.

Lo que se suponía que era un tiempo de celebración se convirtió en una pesadilla para una familia de Tennessee.

Durante la estadía de la familia en el hospital, su recién nacido fue confundido con otro niño y lo llevaron a cirugía.

La familia Melton tuvo un niño llamado Nate, en Nashville, Tennessee. Poco después del nacimiento, Jennifer Melton, la madre, creyó que se habían llevado a su hijo a un chequeo de rutina. Pero cuando regresó se dio cuenta lo que verdaderamente había pasado con su bebé.

"La enfermera empezó a explicarme el procedimiento que le habían hecho a mi bebé y que le habían hecho una incisión en una parte de la lengua", dijo Melton a WTVF, afiliada de CNN.

El niño saludable recibió un procedimiento que se llama frenectomía, en la que se remueve el frenillo de la lengua. Se hace cuando la piel está muy apretada y puede causar problemas de alimentación y del habla. Cerca de 5% de los bebés tienen alguna forma de problema por esto.

"Es imprudente. No hay excusa para operar a un niño saludable. No hay excusa para confundirse entre dos bebés en un hospital", dijo Clint Kelly, abogado de la familia, a WTVF.

El doctor, cuyo nombre no fue revelado, admitió el error en un reporte que obtuvo la afiliada de CNN.

"Pedí que me trajeran el niño equivocado. Hice le procedimiento en un niño diferente al que quería intervenir... admito mi error y me disculpo", escribió.

Ahora los Meltons y su abogado se preguntan qué le espera al bebé Nate.

"No sabemos si el niño tendrá problemas de habla o para alimentarse. La preocupación aquí es que había un bebé saludable que iba a salir del hospital, pero en lugar de eso fue herido", afirma Kelly.

El hospital no se ha pronunciado.