Univisión dijo que no transmitirá el concurso de belleza el próximo 12 de julio o cualquier otro proyecto relacionado con la Organización Trump, por los comentarios ofensivos del magnate. (Crédito: ROBYN BECK/AFP/Getty Images)

(CNNMoney) - Donald Trump y Univision han llegado a un acuerdo sobre la demanda que surgió cuando la cadena decidió que dejaría de trasmitir el concurso de Miss USA.

Univision dijo el pasado 12 de julio que cancelaría la transmisión porque no podía continuar sus negocios con un candidato presidencial que había ofendido a los hispanos. En su discurso de lanzamiento de campaña, Trump arremetió contra los inmigrantes y dijo “los mexicanos traen crimen y drogas y son violadores”.

“Los términos del acuerdo son confidenciales”, dijeron ambas partes en un anuncio hecho este jueves en la tarde.

Trump presentó el verano pasado una demanda de 500 millones de dólares contra Univision, la cadena televisiva de habla hispana más grande en Estados Unidos.

Trump y el CEO de Univision, Randy Falco, emitieron declaraciones de paz en conjunto.

“He conocido a Donald Trump durante muchos años tanto personal como profesionalmente y tenemos el placer de resolver este asunto y seguir adelante”, dijo Falco.

“Estamos felices de poder dejar estas diferencias atrás”, dijo Trump.

Un portavoz de Univision declinó a hacer cualquier comentario.

La amigable resolución llega al tiempo en que Trump se enfoca en ganar la nominación presidencial por el partido republicano. Su campaña se está centrando en varios estados donde se celebrarán elecciones primarias, incluyendo Nevada y Florida, donde hay un gran número de televidentes de Univision.

La demanda que interpuso Trump obedeció a la decisión de Univision de dejar de trasmitir el concurso de  Miss USA, un evento del que Trump era propietario en ese entonces.

NBC canceló también la transmisión televisiva. Trump amenazó a la cadena con una acción legal en su contra, pero eventualmente llegaron a un acuerdo.

Su batalla con Univision fue más prolongada.

El lado de Trump acusó inicialmente a Univisión de participar en un "intento de motivación política para suprimir la libertad de expresión de Trump bajo la Primera Enmienda" mientras inicia su campaña por la presidencia de la nación.

Los abogados de Trump indicaron que Univision debía “transmitir el concurso en vivo” y que estaba incurriendo en incumplimiento de contrato.

Luego de revisar la demanda de Trump, una vocera de Univision la calificó como "fáctica y jurídicamente ridícula".

Entre tanto, la campaña de Trump continuaba bloqueando a los reporteros de Univision que iban a cubrir sus eventos.

En octubre pasado, luego de que la campaña de Trump le negara a los integrantes de Univisión credenciales de prensa para cubrir un evento en Florida, una portavoz Trump dijo que hasta que se resuelva la demanda del candidato por 500 millones de dólares contra Univisión, la concesión de credenciales a los reporteros de la cadena equivale a un "conflicto de intereses".