Un total de 233 reos fueron trasladados de Topo Chico a penales federales, informaron las autoridades locales. (Crédito: JULIO CESAR AGUILAR/AFP/Getty Images)

(CNN Español) – Tres funcionarios estatales fueron detenidos luego del motín e incendio que dejó el jueves por la madrugada 49 muertos en el penal de Topo Chico, en el estado mexicano de Nuevo León, informaron el viernes las autoridades locales.

Los tres funcionarios fueron acusados de homicidio calificado y abuso de autoridad, informó Roberto Flores, procurador de Nuevo León, durante una rueda de prensa en la ciudad de Monterrey. "Por situaciones del nuevo sistema penal no puedo dar los nombres", agregó Flores.

Flores dijo que los cuerpos de 40 personas fallecidas e identificadas ya fueron entregadas a los familiares, en tanto que nueve personas siguen sin ser identificadas.

Cuatro fallecidos 'sin registro' de ingreso

De las nueve personas no identificadas, hay cuatro personas que "no cuentan con registro dentro del penal", lo que representa "es un hecho bastante irregular", dijo el fiscal estatal, que se negó a confirmar reportes que indican que se trataban de personas que estuvieran secuestradas dentro de la prisión."Estamos haciendo las investigaciones".

Flores reveló que las primeras investigaciones señalan que un integrante del cartel de Los Zetas intentó arrebatar el control de la prisión a otro integrante del mismo grupo, lo que derivó en un enfrentamiento y un incendio.

Las autoridades locales realizaron un cateo al penal luego del motín y encontraron "120 puntas artesanales, 60 martillos, 28 piezas mecánicas y 86 cuchillos", así como droga, televisores y encendedores, informó el viernes por la mañana Jaime Rodríguez, el gobernador de Nuevo León.

Debido al elevado número de víctimas, el motín en Topo Chico fue uno de los más graves registrados en México en 30 años.