La imagen de archivo muestra a un grupo de pasajeros desciende de un vuelo charter operado por la aerolínea American Airlines, en el aeropuerto internacional José Martí de La Habana, Cuba. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images/Imagen de archivo)

(CNN) - En cuestión de unos cuantos días, las aerolíneas estadounidenses empezarán una guerra feroz de ofertas para ganar rutas y lugares en el aeropuerto para un destino que ha estado fuera de los límites para ellas durante más de 50 años: Cuba.

Empezando este martes, las aerolíneas estadounidenses tendrán 15 días para presentar sus solicitudes al Departamento de Transporte para las rutas que les interesaría volar entre Estados Unidos y Cuba.

Ese hecho hace que las aerolíneas y los viajeros estén un paso más cerca de la programación de vuelos comerciales entre los dos países.

El secretario de Transporte, Anthony Foxx, y el personal del Departamento de Estado de Estados Unidos volarán de la Base Aérea Conjunta Andrews, en las afueras de Washington, a Cuba para firmar formalmente un acuerdo para reanudar los vuelos entre los dos países.

"Tú sabes, el hecho de que el presidente haya hecho este anuncio del restablecimiento de las relaciones diplomáticas hace más de un año es algo importante", le dijo Foxx a CNN.

"Realmente significa mucho para los pueblos de ambos países. Si dejamos a un lado las diferencias políticas, hay muchísimas conexiones culturales entre los dos países, en algunos casos las conexiones familiares, la capacidad de tener intercambios educativos y cosas que suceden como resultado de la reanudación de este servicio, esto es sumamente importante".

En diciembre se llegó a este acuerdo, que representa el potencial de 110 vuelos diarios de ida y vuelta, hacia y desde de Cuba. Eso incluye 20 vuelos diarios a La Habana y 10 vuelos diarios a otros aeropuertos en la isla.

Es probable que el proceso de licitación de las aerolíneas dure hasta mediados de marzo.

Un funcionario estadounidense con conocimiento directo del acuerdo le dijo a CNN que el Departamento de Transporte podría adjudicar rutas y espacios a aerolíneas específicas pronto, a más tardar para cuando llegue el verano.

Los vuelos entre los dos países podrían reanudarse poco después, pero el funcionario dice que muy probablemente será en octubre.

El Departamento de Transporte espera que una gran cantidad de aerolíneas y transportes de carga soliciten el derecho de volar hacia la isla que ha estado fuera de los límites durante más de 50 años.

La firma del acuerdo final también significa que las aerolíneas estadounidenses ahora pueden iniciar el proceso de ofertas para los espacios en los aeropuertos cubanos, incluyendo La Habana y las ofertas para los derechos sobre rutas específicas.

La disposición no cambia los servicios de alquiler, los cuales todavía pueden operar.

A CNN le dijeron que no hay planes en el futuro cercano para que los aviones que sean de propiedad cubana aterricen en Estados Unidos bajo este acuerdo.

Aunque el presidente Barack Obama ha relajado varias de las prohibiciones sobre el comercio y los viajes que han existido entre los dos países, muchas siguen vigentes y solo pueden ser eliminadas mediante la legislación.

El nuevo acuerdo facilitará las visitas para los viajeros que entren en una de las 12 categorías: visitas de familia; proyectos humanitarios o para proporcionar apoyo a la población cubana; asuntos oficiales del gobierno de Estados Unidos, gobiernos extranjeros y ciertas organizaciones intergubernamentales.

Además de actividades periodísticas; investigación profesional; actividades educativas de las personas en las instituciones académicas; viajes de la iniciativa 'people-to-people'; actividades religiosas; espectáculos públicos, clínicas, talleres, competencias y exhibiciones atléticas o de otro tipo.

También incluye la autorización para prestar servicios de viajes, servicios de transporte y servicios de reenvío de remesas; actividades de fundaciones privadas, de investigación o de institutos educativos; y la exportación de ciertos servicios basados ​​en Internet.