(Crédito: JOSEP LAGO/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Muchos quedaron sorprendidos con el penalti cobrado por Lionel Messi en el partido en el que el Barcelona venció 4-1 Celta de Vigo.

El astro argentino decidió tocar levemente el balón para darle un pase a Luis Suárez, quien partió desde afuera del área y remató el arco del portero Sergio Álvarez. Fue el cuarto gol de una victoria que el Barça ya tenía entre las manos y que terminó 6-1.

La jugada desató toda una polémica, y en las redes sociales se debate si se trata de una humillación o incluso si era una jugada válida.

Algunos recordaron un penalti muy similar de Johan Cruyff, héroe culé, cuando jugaba para el Ajax en 1982.

El reconocido usuario @2010MisterChip, quien recopila y comparte datos estadísticos sobre fútbol, recordó que antes de Cryuff ya lo había hecho el belga Rik Coppens en 1957.

Lo cierto es que con el tridente de Messi, Suárez y Neymar, el Barça está redefiniendo la concepción de una ofensiva en el fútbol. Messi marcó el primero, Suárez anotó los siguientes tres, Rakitic se sumó a la fiesta con el quinto y Neymar selló la goleada.