(CNN) - Los que querían escapar del clima de invierno en el hemisferio norte en las cálidas playas de Florida quizá deban alejarse del agua. Miles de tiburones están migrando justo frente a la costa de algunas de las ciudades playeras más populares.

Stephen Kajiura, profesor de ciencias biológicas de la Florida Atlantic University grabó un video el pasado viernes de tiburones de puntas negras en las aguas de Palm Beach, en la costa Atlántica de Florida.

La mayoría de casos de ataques de tiburón que ocurren en Florida son atribuidos a esa especie, pero nunca ha habido un caso mortal a uno de esos tiburones en esa región, según la Administración Oceánica y Atmosférica.

Los tiburones de puntas negras, cuyo nombre proviene de las marcas negras en sus aletas, son comunes en las aguas cálidas de las cosas entre Carolina del Sur y Texas. Se alimentan de peces, mantarrayas y calamares, y suelen seguir botes pesqueros para alimentarse de las pescas.

Kajiura empezó a rastrear la migración de tiburones el 15 de enero, cuando los primeros animales fueron vistos cerca de Miami Beach. Desde entonces se ha montado a aviones para monitorear el recorrido del cardumen de tiburones de puntas negras en la costa.

"Hay literalmente decenas de miles de tiburones cerca de nuestra costa", le dijo a WPEC, afiliada de CNN. "Uno podría arrojar una piedra y literalmente golpear a un tiburón. Están así de cerca".

Cada invierno, miles de puntas negras migran a lo largo de la costa atlántica buscando aguas más calientes, lo que coincide con su temporada de apareamiento.

Así que si quieres nadar en las aguas de Florida, Kajiura dice que en este momento la mayoría de tiburones están en los mares desde Palm Beach a Singer Island y hasta la ensenada de Jupiter.

Kajiura planea marcar algunos de los tiburones para ayudar a estudiar sus patrones de migración.