Adele, en la alfombra roja de los Grammy.

(CNN Español) - La actuación de Adele en los Grammy fue una de las cosas de entrega de premios más comentadas en redes sociales... y no porque lo haya hecho bien.

La cantante se oía fuera de tono, con una voz chillona, y su malestar se reflejó  en su cara durante la interpretación de All I Ask.

Después, Adele se lamentó en Twitter y dijo que todo se debió a un fallo técnico. "El micrófono del piano se cayó a las cuerdas, ese era el sonido que sonaba como una guitarra y que me impidió oír que estaba fuera de todo".

Lo sucedido fue de lo más comentado sobre la gala en Twitter: