El promedio de un tiquete aéreo en EE.UU. se ubicó en 372 dólares a finales de 2015. (Crédito: Getty Images)

(CNN Money) - El precio promedio de un pasaje aéreo doméstico disminuyó en un 6,2% respecto a 2014 para ubicarse en 372 dólares en el tercer trimestre de 2015, según el Departamento de Transporte de Estados Unidos. Este es el nivel más barato desde 2010.

Los viajeros pueden agradecer la caída del precio a la expansión de las compañías aéreas de bajo costo y al desplome de los precios del petróleo.

"Las grandes compañías aéreas temen y miran con recelo a estas aerolíneas de bajo costo que definitivamente han conquistado cuota de mercado, a pesar de su terrible reputación", dijo George Hobica, fundador del sitio Airfarewatchdog.com.

Las principales aerolíneas se ven obligadas a reducir sus tarifas para competir en el país con Spirit y Frontier. "En algunas rutas igualan los precios dólar por dólar, así que estamos viendo tarifas 50% más bajas que hace unos años", advirtió Hobica.

La continua caída del petróleo también ha sido una bendición para las aerolíneas. En diciembre las compañías pagaban 1,46 dólares por galón de combustible para aviones en comparación con 2,32 dólares por galón en diciembre de 2014, de acuerdo con el Departamento de Transporte.

Y esos menores costos podrían finalmente trasladarse a los viajeros.

"Durante los primeros dos años se quedaban para sí mismos hasta el último centavo del ahorro de combustible, pero ahora están empezando a decir, ‘vaya, podemos bajar las tarifas, ganar cuota de mercado y comenzar nuevas rutas’", dijo el bloguero de viajes Joe Brancatelli.

Pero Brancatelli también señaló que el precio más barato del boleto no significa necesariamente que el costo total de volar sea menos costoso. Los cargos por exceso de equipaje, por elegir asientos y tener prioridad de embarque pueden encarecerlo.

Las compañías aéreas han registrado ganancias récord recientemente como consecuencia de los precios del petróleo y la demanda de viajes: las cuatro principales aerolíneas de Estados Unidos ahorraron 11.100 millones de dólares durante los primeros nueve meses de 2015.

Aunque las compañías aéreas han vuelto a ofrecer ciertas cortesías como los aperitivos gratuitos, se han mantenido reservadas respecto a la disminución del precio de los boletos.

"No quieren excederse en sus promesas", explicó Hobica.

Y con la reciente volatilidad del mercado, los precios del petróleo podrían empezar a subir, e incluso un pequeño aumento podría elevar los precios.

“Ahora nos encontramos en una situación extraña, si el petróleo sube a 40 dólares, que era una ganga hace tres meses, las aerolíneas pueden decir, ‘no podemos bajar los precios porque el petróleo está subiendo’. Todo es relativo”, concluyó Brancatelli.