(Crédito: JUAN BARRETO/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, presentó este miércoles nuevas medidas económicas destinadas a superar la crisis económica del país.

Maduro anunció un nuevo esquema de precios de la gasolina: la gasolina de 91 octanos ahora costará un bolívar y la de 95 octanos será de seis bolívares, reportó la Agencia Venezolana de Noticias.

El cambio de precio de la gasolina de 95 octanos a 6 bolívares representa un incremento de 6.000%.

El mandatario destacó que la gasolina en Venezuela es la más barata del mundo. "Ha llegado la hora de que instalemos un sistema que garantice el acceso al derivado de los hidrocarburos a precios justos venezolanos pero que garanticen el pago de lo que se invierte para producir esa gasolina e inclusive el funcionamiento sano de Petróleos de Venezuela" dijo en su pronunciamiento en cadena nacional.

Maduro también anunció un sistema cambiario de dos bandas. Por un lado habrá una tasa fijada en 10 bolívares por dólar, y por otro lado estará la tasa fluctuante Simadi, el Sistema Marginal de Divisas de Venezuela.

Además, habrá un aumento salarial de 20%, más el ajuste en un 2,5% en la base del bono de alimentación. Este incremento entrará en vigor el 1 de marzo de 2016. Maduro dijo que es el aumento salarial número 39 en 17 años de gobiernos bolivarianos.

Las medidas se toman después de que la semana pasada la sala constitucional del Tribunal Supremo de Justicia declarara la vigencia del decreto de emergencia económica propuesto por el presidente Nicolás Maduro. Ese decreto había sido rechazado por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora.

Maduro había anunciado en enero el decreto de estado de emergencia económica por 60 días. La iniciativa propone reducir la dependencia del petróleo por cuya exportación se obtiene el 96% de las divisas en el país.

El decreto de emergencia económica da a Maduro facultades para disponer de recursos sin control del Parlamento, así como de bienes y mercancías de empresas privadas para garantizar el abastecimiento, además de restringir el sistema monetario y el acceso a la moneda local y extranjera.

¿Solución a la crisis?

Venezuela ha sufrido de forma grave por los bajos precios del petróleo. Su economía depende en gran medida de las exportaciones de petróleo para impulsar el crecimiento. A medida que los precios del petróleo se han desplomado en los últimos dos años, también lo ha hecho la economía venezolana, que se encuentra ahora en una severa recesión. Para algunos analistas es el país con peor situación económica en el mundo.

El Fondo Monetario Internacional estima que la caída del producto interno bruto durante 2015 y 2016 será de casi 18%.

La economía de Venezuela se contrajo 7,1% en el tercer trimestre de 2015, según cifras del gobierno, y se ha encogido por siete trimestres consecutivos desde el inicio de 2014.

Venezuela obtuvo 75.000 millones de dólares por exportaciones de petróleo en 2014. Barclays proyecta que los ingresos petroleros de 2015 serán de 37.000 millones de dólares, 37% menos.

Además, la inflación en este país latinoamericano aumentó un 141% a finales de septiembre de 2015, según reportó el Banco Central. Algunos expertos creen que esa cifra subestima el problema real. De 720% la tasa de inflación que pronostica el Fondo Monetario Internacional para Venezuela este año.