Un Aston Martin DB10, fabricado especialmente para la más reciente película de James Bond, "Spectre", se subastó por 3,5 millones de dólares. (Crédito: Rob Stothard/Getty Images).

(CNNMoney) – Este es el máximo súper auto para un súper fanático: el más reciente auto de James Bond se vendió en una subasta por 3,5 millones de dólares.

El precio superó las expectativas que la casa de subastas Christie's había fijado. Ellos calcularon que el Aston Martin DB10 se vendería por entre 1,4 y 2,1 millones de dólares.

Christie's no identificó al comprador.

El nuevo propietario no podrá llevarlo a dar una vuelta. El Aston Martin DB10 no tiene ninguna de las certificaciones necesarias para la carretera porque fue creado únicamente para la más reciente película del agente 007, "Spectre".

Christie's abordó estos temas en la letra pequeña, al afirmar que "no hace promesas en relación a que el vehículo sea de una calidad satisfactoria, cumpla con su propósito y sea adecuado para circular".

Aun así, Aston Martin dice que el auto podría alcanzar una velocidad máxima de alrededor de 305 km por hora.

Aston Martin creó 10 autos personalizados para la película "Spectre", pero este es el único que estaba disponible para su venta. Los otros nueve autos no serán vendidos al público.

Aston Martin creó el DB10 exclusivamente para la película de James Bond, "Spectre".

Las ganancias por la venta del DB10 serán donadas a Médicos Sin Fronteras.

El súper auto fue subastado junto a un rango de otros artículos de "Spectre", entre ellos el traje de Tom Ford del agente secreto y el reloj de pulsera Omega.

Si no te alcanzaba para hacer una oferta por el DB10, considera esperar al DB11, el cual se espera, será dado a conocer más adelante este año. El rango de precios no debería alejarse demasiado de su predecesor —el DB9— que cuesta alrededor de 200.000 dólares.

El auto del villano de "Spectre", un Jaguar C-X75, no está disponible para la venta en absoluto. El prototipo de auto híbrido fue dado a conocer en el Salón del Automóvil en París, pero nunca entró en la fase de producción completa. Siete autos Jaguar C-X75s fueron creados para la película.

Jackie Wattles de CNNMoney contribuyó con este reporte