Hay daños mayores en las localidades de Koro, Lau, Taveuni y Rabi, en Fiji, por el paso del ciclón Winston, el más poderoso de todos cuantos ha habido en el hemisferio sur del planeta. (Crédito: Fuerza Aérea de Nueva Zelandia/Gobierno de Fiji).

(CNN) – Al menos 20 personas murieron en Fiji por el embate de una tormenta sin precedentes en el hemisferio sur del planeta.

Miles de personas fueron evacuadas de las zonas más vulnerables ante el superciclón tropical Winston.

Las autoridades creen que lo peor ya ha pasado.

Winston tocó tierra el sábado en el popular archipiélago turístico del Pacífico sur.

Ahora viene la ardua tarea de la evaluación y limpieza de los daños causados por la tormenta más poderosa jamás registrada en aquella zona del mundo.

Todas las escuelas de Fiji estarán cerradas durante una semana, dijo el Ministerio de Desarrollo Rural y Marítimo y Gestión de Desastres del país.

Los vientos del ciclón tropical, que alcanzaron 296 kilómetros por hora, arrancaron árboles, destruyeron viviendas y negocios y dejaron a muchos sin electricidad. El ciclón causó además grandes inundaciones, informó el Centro Conjunto de Alerta de Tifones.

"Winston era un monstruoso ciclón," dijo a CNN Nazeem Kasim, un habitante de Fiji. "No he experimentado nada como esto antes en mi vida, ni mi padre de 60 años de edad".

El primer ministro de Fiji, Frank Bainimarama, declaró el estado de emergencia que estará vigente durante 30 días, según The Fiji Times.

Un toque de queda en todo el país permaneció en efecto mientras los equipos de emergencia despejaban caminos de árboles caídos y restauraban el servicio de energía eléctrica.

Este lunes será reabierto el aeropuerto internacional de Nadi.