(CNN Español) - En todo el mundo hay una grave crisis de los Derechos Humanos, afirma Amnistía Internacional en su Informe de 2015.

"Hay graves violaciones a los Derechos Humanos en 160 países", dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional en el programa Aristegui.

"Los derechos humanos están siendo vistos como una amenaza para la mayoría de los Estados y con la justificación de proteger a sus ciudadanos, con la justificación de proteger su seguridad, terminan violentando estos derechos", dijo.

Más de 60 millones de personas están en busca de protección internacional, escapando de la violencia y de la persecución, muchas veces por parte de sus propios Estados, según el informe.

"Y lo que encuentran esas personas es una serie de obstáculos y otras violaciones a los Derechos Humanos", dijo Guevara-Rosas.

Según Amnistía, más de 30 países han obligado a estas personas que buscan refugio a regresar a sus países de origen, en donde sus vidas están corriendo riesgo.

Radiografía de las Américas

La situación de la región es particularmente complicada, según la directora de Amnistía para las Américas.

"Es muy pesimista", dijo. "Estamos enfrentando un retroceso sistemático en la protección de los Derechos Humanos en todo el continente".

Guevara-Rosas dijo que hay ciertos progresos institucionales, pero que estos no se han traducido en mejoras en el bienestar de la población, y millones de personas enfrentan violaciones a sus derechos en un contexto de violencia generalizada.

"El continente es la región más violenta del mundo. Ocho de nuestros países ocupan la lista de los 10 más violentos del mundo", especificó.

Dijo que es la región más peligrosa del mundo para defensores de Derechos Humanos, para periodistas, para los que luchan contra las multinacionales de carácter extractivo y para líderes comunitarios.

Esos defensores se encuentra con la "respuesta violenta del Estado, la respuesta militarizada para enfrentar problemas sociales".