La licencia de paternidad en Reino Unido da hasta 52 semanas, 39 de ellas parcialmente pagadas. (Crédito: Getty Images)

(CNNMoney) - No es ningún secreto que los países europeos tienen mejores políticas parentales de permisos retribuidos que Estados Unidos. Y la diferencia es realmente marcada, como lo demuestra un nuevo informe de Glassdoor y Llewellyn Consulting.

Mientras que Estados Unidos no exige la licencia remunerada, la Unión Europea obliga a pagar la baja por maternidad y exige que se les dé más tiempo a todos los padres y madres para que puedan estar con sus hijos a medida que crecen.

Muchos países de la Unión Europea también ofrecen permiso retribuido por paternidad, pero la ley no obliga.

Licencia de maternidad

Los empleadores en los países de la Unión Europea deben ofrecer un permiso de maternidad mínimo de 14 semanas ininterrumpidas.

Sin embargo, varios países europeos son mucho más generosos, apunta el informe.

Por ejemplo, Reino Unido da 52 semanas, 39 de ellas parcialmente pagadas; Irlanda da 42 semanas, de las cuales 26 se pagan a una tasa fija de 230 euros por semana; e Italia ofrece 22 semanas, con una retribución del 80%.

Licencia de paternidad

Ni la Unión Europea ni Estados Unidos obligan al empleador a conceder licencia de paternidad, remunerada o no. No obstante, muchos países de la Unión Europea la ofrecen, aunque los términos varían en cada lugar.

Finlandia es el más generoso, ofreciendo a los nuevos padres 45 días de permiso, si bien la retribución durante esa ausencia depende del salario del padre y del período de la licencia.

España ofrece 15 días, Francia 11 y otros cinco países, entre ellos Suecia y Reino Unido, otorgan 10.

Suecia paga a los nuevos padres 80% de su salario durante su permiso. Reino Unido paga 90%, hasta un tope de 140 libras a la semana.

El permiso parental

Lo que realmente distingue a los países europeos de Estados Unidos es el mayor tiempo ofrecido a las madres y padres a medida que su hijo crece.

Los empleadores deben otorgar al menos 4 meses (16 semanas) de licencia parental durante los primeros ocho años de vida de un niño.

Europa no obliga a que esa licencia sea con goce de sueldo, pero muchos países ofrecen al menos una retribución parcial. Además, los países deciden si conceden el tiempo y el dinero a los padres de manera individual o a la familia como una unidad.

En términos de tiempo, Francia y Alemania son los más generosos, otorgan tres años. Aunque gran parte sin goce de sueldo. En Francia, uno puede recibir 600 euros al mes durante seis meses. En Alemania, una familia recibe el 67% de sus ingresos durante 12 meses.

Austria permite hasta 104 semanas de permiso y tiene cinco opciones de remuneración para elegir. Suecia, que cada padre se tome 8,5 semanas y luego se dividan otras 52 semanas entre ellos. Perciben cerca del 78% de su sueldo en las primeras 56 semanas.

Reino Unido e Irlanda otorgan 18 semanas a cada padre, pero sin sueldo.

¿Cómo se comparan las políticas de Estados Unidos?

En la Unión Americana la licencia retribuida que se otorga a los padres trabajadores depende totalmente de los empleadores. Con todo, la Ley de Licencia Familiar y Médica exige que permitan que un trabajador tome hasta 12 semanas sin goce de sueldo en un período de 12 meses para cuidar a un recién nacido, a familiares enfermos o a sí mismos, si están teniendo serios problemas de salud.

El año pasado, varias empresas importantes (e incluso el Ejército estadounidense) coparon la prensa tras anunciar nuevas o mejoradas políticas laborales para diversas formas de licencia parental remunerada durante el primer año de vida de un hijo.

Sin embargo, a nivel nacional, la mayoría de los empleadores todavía no ofrecen ninguna licencia retribuida a los padres/madres que trabajan. Se han realizado algunos esfuerzos legislativos a nivel federal y estatal para crear programas de licencia familiar remunerada financiados a través de los impuestos sobre la nómina. Pero hasta la fecha sólo tres estados, Nueva Jersey, Rhode Island y California, cuentan con tales de programas de seguridad social.