(CNN Español) - Ricardo Sáenz, el fiscal de la Cámara que interviene en la causa por la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman, dictaminó que la muerte de Nisman fue un "homicidio".

Este es el primer funcionario judicial que se adhiere a la hipótesis de la querella.

¿Fue asesinado o se suicidó? Esa es pregunta sin respuesta desde hace un año en Argentina a raíz de la muerte del fiscal Alberto Nisman.

Después de que varias instancias judiciales desestimaran la denuncia hecha por Nisman contra la entonces presidenta Cristina Fernández, el gobierno del actual presidente Mauricio Macri dijo que colaborará para encontrar respuestas.

El dictamen del fiscal Saenz no cierra la causa, es sólo una recomendación.

Nisman apareció muerto de un tiro en la cabeza en el baño de su casa el 18 de enero de 2015, cuatro días después de haber denunciado a la presidenta Fernández y a varios funcionarios del gobierno por el supuesto encubrimiento de los acusados iraníes por el atentado a la mutual judía Amia, que en 1994 dejó 85 muertos.

Línea de tiempo: un año de incertidumbre

La muerte de Nisman generó diversas manifestaciones el año pasado en Argentina, exigiendo el esclarecimiento de uno de los casos que más ha conmocionado a la sociedad.

— El 22 de enero de 2015, desde Facebook, la entonces presidenta Cristina Fernández descartó que la muerte de Nisman fuese un suicidio inducido, como aseguró la Fiscalía.

— El periodista que informó sobre la muerte, Damián Pachter, dejó argentina el 24 de enero por temor a su vida.

— Diego Lagomarsino, colaborador de Nisman, fue imputado el 26 de enero por haberle facilitado el arma de donde salió la bala.

— El 29 de enero, una multitud le dio el último adiós a Nisman.

— La Fiscalía interrogó en secreto el 6 de febrero a Jaime Stiuso, exjefe de inteligencia. Habría mantenido comunicación telefónica con Nisman un día antes de su muerte.

— En abril, Stiuso no se presentó a declarar. La presidenta Fernández aseguró que se encuentra en Estados Unidos.

— Una marcha, encabezada por siete fiscales se dirigió a Plaza de Mayo el 18 de febrero. La familia de Nisman también estuvo presente.

— El 5 de marzo la jueza y exesposa de Nisman, Sandra Arroyo, presentó un informe médico forense que descarta el suicidio, contradiciendo la autopsia oficial. Plantea serias dudas sobre el manejo de la escena del crimen.

— Una nueva junta médica se instaló y concluyó el 20 de mayo que no existen pruebas de que hayan matado al fiscal.

— El 17 de diciembre, la fiscal Viviana Fein fue apartada del caso. Asumió la jueza Fabiana Palmaghini. Determinó que hubo acciones que no se realizaron y ordenó nuevas medidas y nuevas citaciones.

En noviembre de 2015, CNN tuvo acceso a informes y pericias incluidas en la investigación judicial que dan cuenta de las dudas que tienen los peritos oficiales y de la querella, que representan a la familia del difunto, para poder llegar a una decisión concluyente.

En este material, los expertos se muestran convencidos de que el fiscal argentino estaba solo cuando murió en su casa el pasado enero.

Ninguna de las observaciones contenidas en los aspectos médico-legales del informe técnico elaborado por la querella, en forma individual o en conjunto, indican con certeza pericial que se haya tratado de un hecho homicida.

Según la junta médica, Nisman no habría muerto instantáneamente y su corazón siguió latiendo unos minutos. Además, tras analizar el estado del cerebro del fiscal, subraya que "existió sobrevida".