Restos del Airbus 321 de Metrojet que se estrelló en la península del Sinaí, en Egipto. (Crédito: HALED DESOUKI/AFP/Getty Images).

(CNN) – Por primera vez, el presidente de Egipto vinculó públicamente la caída de un avión de pasajeros ruso sobre el Sinaí el año pasado con un acto terrorista.

Durante meses, Abdel Fattah el-Sisi se resistió a la noción de terrorismo, aunque ISIS se atribuyó la responsabilidad, y los investigadores rusos dijeron que una bomba explotó a bordo del avión. En un discurso el miércoles, el mandatario egipcio aludió a una conexión.

"¿Ha terminado la confrontación y el terrorismo? No, todavía no. El que tiró ese avión, ¿qué quería?", dijo El-Sisi en una conferencia de gobierno. "¿Solo golpear el turismo? No. Golpear las relaciones. Golpear las relaciones con Rusia, golpear las relaciones con Italia".

El sitio de noticias estatal al-Ahram informó que esta fue la primera vez que el presidente egipcio reconoció que un acto terrorista podría ser la causa del accidente del vuelo 9268 de Metrojet el 31 de octubre, en el que murieron las 224 personas a bordo.

Los investigadores egipcios todavía no han publicado el informe definitivo sobre el accidente o posible acto terrorista, informó al-Ahram. Y El-Sisi no dijo directamente en su discurso que terroristas llevaron a cabo el ataque.