El papa Francisco y el presidente de Argentina, Mauricio Macri, al inicio de su encuentro privado, en el Vaticano. (Crédito: GIORGIO ONORATI/AFP/Getty Images).

(CNN Español) – En su primera visita al Vaticano como presidente de Argentina, Mauricio Macri fue recibido este sábado por el papa Francisco, en el Palacio Apostólico.

Los dos líderes estuvieron reunidos, a puerta cerrada, durante 22 minutos.

Francisco habló de la situación en Argentina, su país natal, y dio algunas recomendaciones al presidente Macri.

 "En términos de consejos me dijo que tenga paciencia. Y que no dude en enfrentar los problemas graves de fondo que tiene Argentina. Entre los cuales claramente menciono el narcotráfico, la corrupción que hay que enfrentarla porque le hace mucho daño especialmente destruyendo oportunidades para los que menos tienen", comentó el mandatario argentino.

Macri definió la cita como un encuentro de "dos viejos conocidos".

Después del intercambio privado, el papa Francisco saludó a la comitiva oficial. Y como es tradición, intercambiaron regalos.

Francisco entregó  a Macri un medallón con un olivo, símbolo de unión y un ejemplar de la Encíclica "Laudato Sii" sobre el cuidado del medio ambiente.

Por su parte, el mandatario argentino regaló al papa un poncho, una cruz tallada por indígenas y una colección de música argentina.

En un comunicado, el Vaticano subrayó el buen estado de las relaciones bilaterales y agregó que fueron "abordados temas de mutuo interés, tales como la ayuda al desarrollo integral, el respeto a los derechos humanos, la lucha a la pobreza y al narcotráfico, la justicia, la paz y la reconciliación social".