Ashley Guindon (en el centro) había jurado el viernes como policía del condado Prince William, Virginia. El sábado murió en un tiroteo. (Crédito: Prince William Co PD/Twitter).

(CNN) – Una joven policía murió de un balazo cuando atendía una llamada de emergencia, un día después de haber jurado como oficial del cuerpo de policía del condado Prince William, Virginia.

Según las autoridades, Ashley Guindon respondía a un tiroteo en Lake Ridge, la noche del sábado, cuando fue alcanzada por un disparo.

Otros dos agentes resultaron heridos en el tiroteo. Uno de ellos está en estado crítico con múltiples heridas de bala; el otro es reportado estable, dijo Corey Stewart, presidente de la Junta de Supervisores del condado.

El viernes, la corporación publicó en su cuenta de Twitter una foto de Guindon después de su toma de posesión en el cargo.

Guindon ya había sido policía antes, pero tomó un tiempo de descanso, dijo Stewart.

Un soldado, el sospechoso

La fiscalía del condado identificó a Ronald Hamilton, de 32 años, como el sospechoso del tiroteo. Hamilton es un soldado que trabaja en el Pentágono, dijeron las autoridades.

Al parecer, el militar tuvo una pelea con su esposa. Ella habría llamado a la policía, pero cuando los oficiales llegaron a la casa de Hamilton, la mujer ya estaba muerta.

Los policías se aproximaron a la puerta de la casa y fueron recibidos a tiros por el soldado, quien al parecer mató a la joven oficial Guindon e hirió a sus compañeros: Jesse Hempen y David McKeown.

Antes del tiroteo del sábado, la policía de Prince William había perdido solo a tres agentes en el cumplimiento de su servicio desde 1970, según el sitio web de la corporación.

El condado Prince William está a unos 40 kilómetros de la ciudad de Washington.