En muchas ocasiones los 'millennials' no consiguen los ingresos que quisieran en sus primeros trabajos. (Crédito: Ikon Images/Corbis)

(CNNMoney) - Ganar 1.466 dólares al mes no era suficiente para una joven empleada de Yelp, no le ajustaba para pagar tanto el alquiler como la comida en el área de San Francisco.

La chica de 25 años escribió una carta abierta al CEO de la compañía donde le hablaba de su bajo salario, y entonces Internet explotó en reacciones. Dos horas más tarde, fue despedida. (La compañía dice que la carta no tuvo nada que ver.)

Talia Jane, como se denominó a sí misma en el mensaje publicado, dijo que no podía permitirse el lujo de comprar alimentos desde que empezó a trabajar en Yelp, específicamente en la aplicación de entrega de comida Eat24. En una ocasión, la única manera en que pudo pagar el boleto de tren para ir al trabajo (su tarjeta de crédito había sido rechazada) fue gracias a que un extraño la vio tan desesperada que le dio el dinero.

La carta despertó cierta simpatía. Más de 65 personas le han donado dinero en el sitio GoFundMe, superando los 2.700 dólares en tres días.

Pero otros, incluyendo muchos compañeros millennials, criticaron duramente su actitud de reclamo, y de sentirse merecedora.

Varios escribieron sus propias "cartas abiertas" en Medium, donde la exempleada de Yelp publicó originalmente su carta. Algunos la criticaron por elegir vivir en una ciudad tan cara o aceptar un trabajo mal pagado. Talia Jane debería haber sabido, señalan los críticos, que su pequeño salario no serviría para pagar la renta y además la comida.

Otros dijeron que ella en realidad no estaba en una situación difícil porque tenía seguro de salud y aperitivos gratuitos en el trabajo.

Sin importar qué sentimientos despertó su carta, tocó algunos temas de ardiente actualidad.

¿Es alcanzable el sueño americano?

A los estadounidenses no les gusta ver que el trabajo duro no lleve al éxito. Pero la realidad es que una gran cantidad de recientes graduados universitarios se las ven duras para llegar a fin de mes sin un poco de ayuda.

A veces tienen que regresar a vivir a casa de mamá y papá por un tiempo. En una encuesta reciente de Bank of America, 40% de los millennials admitió recibir ayuda financiera de sus padres. Uno de cada cinco dijo que recibe ayuda para pagar los préstamos estudiantiles.

¿Vale la pena el gasto que supone obtener un título en Artes Liberales?

Talia Jane dijo que se licenció en Literatura Inglesa. Y aunque los ingresos de los recién graduados aumentaron de 40.000 dólares en 2014 a 43.000 dólares en 2015, no todas las titulaciones ganarán el mismo sueldo.

El salario medio de los licenciados en lengua inglesa es de 32.200 dólares en las primeras etapas de su carrera profesional, de acuerdo con la Fed de Nueva York. Los datos muestran que su remuneración aumentará a 55.000 dólares a mitad de carrera, pero eso es todavía muy inferior a lo que perciben los titulados en ingeniería, que al principio pueden ganar 55.000 para después llegar a 80.000.

Un sueldo de 32.200 dólares no se estira tanto como uno podría pensar. Si vives en California, tu cheque semanal será de unos 474 dólares después de impuestos (son como 1.896 dólares al mes.) Y será aún más pequeño si te descuentan el seguro de salud. Luego está el alquiler, los servicios de luz, agua y gas, las facturas del teléfono celular, los alimentos y, para 71% de los graduados en 2012, una factura por concepto de préstamos estudiantiles. Es difícil imaginar que después de todo eso todavía queda mucho dinero.

¿Es muy caro San Francisco?

No sorprende que sea difícil llegar a fin de mes en el área de la Bahía si ganas 1.500 dólares al mes. Talia Jane dijo que al mes paga de renta 1.245 y que su factura de electricidad y gas costó 120 el mes pasado. Eso por sí sólo implica casi todo su sueldo neto.

La renta promedio para un departamento de un dormitorio es de 2.575 dólares en el área metropolitana de San Francisco, según Zillow. Eso está muy por encima del promedio nacional del precio del alquiler de 1.450.

La escalada de los precios, impulsados por el boom tecnológico de Silicon Valley, ha obligado a muchas personas a dejar sus hogares.

Al responder al mensaje de su ahora ex empleada, el CEO de Yelp Jeremy Stoppelman reconoció que el costo de la vida en San Francisco es "demasiado alto". Debido a eso, la compañía está expandiendo su servicio de asistencia en Arizona, en lugar de San Francisco.