Recreación artística de Otzi, el hombre de hielo.

(CNN) - No ha hablado durante 53 siglos, pero Otzi, el hombre de hielo, podría estar a punto de romper su silencio.

Los investigadores italianos en la ciudad norteña de Bolzano están trabajando para recrear la voz del hombre de 5.300 años.

"En más o menos un año, deberíamos poder darle voz a Otzi... o al menos recrear la mejor aproximación posible a su voz", le dijo a CNN el coordinador del proyecto, Francesco Avanzini, Especialista en Otorrinolaringología del San Maurizio Hospital de la ciudad.

Según afirma, este es el primer experimento llevado a cabo en una momia, por lo que Avanzini y sus colegas han usado tomografías axiales computarizadas para crear un modelo del tracto vocal de Otzi, incluyendo las cuerdas vocales y su boca. Los investigadores del Consejo Nacional de Investigación en Padua utilizarán luego este modelo y un software especial para recrear la voz del hombre de hielo.

"Por supuesto, no sabemos qué idioma hablaba hace 5.000 años", dijo Avanzini.

"Pero deberíamos poder recrear el timbre de sus sonidos vocales y, espero, incluso recrear una simulación de consonantes".

Al trabajar con una momia de 5.300 años preservada en condiciones especiales, los investigadores enfrentan desafíos, dijo Avanzini. Tuvieron que hacer algunas suposiciones sobre el tejido suave del cuerpo que afecta la voz humana, por ejemplo.

"Otro gran problema es su posición, ya que un brazo cubre su garganta y hueso hioides, el cual también está dislocado", dijo.

"Para nuestro proyecto, los brazos están en la peor posición que puedas imaginar".

A pesar de estos problemas, los investigadores dicen que son optimistas. Ellos esperan obtener los primeros resultados en algunos meses, y dentro de un año podremos oír a Otzi.

"Nos gustaría crear un archivo digital, para que los visitantes de los museos puedan oír la voz del hombre de hielo", dijo Avanzini.

¿Quién es Otzi, el hombre de hielo?

Otzi, quien fue descubierto en 1991 dado que sobresalía de un glaciar en los Alpes italianos, es una de las personas momificadas más antiguas alguna vez encontradas. Como comparación, las momias egipcias son más jóvenes en varios cientos de años. Él descansa en una celda especial —a exactamente -6 C (21 F) y 98% de humedad— en el Museo de Arqueología del Tirol del Sur, donde él es la indiscutible estrella.

Durante los últimos 25 años, su cuerpo momificado ha sido una ventana al inicio de la historia humana. Sus restos son un tesoro de información sobre cómo era la vida en la región alpina hace más de 5.000 años, al mismo tiempo que revela detalles de la vida de Otzi y su violenta muerte.

De acuerdo con el Instituto de Momias y el Hombre de Hielo de EURAC y el Museo de Arqueología del Tirol del Sur, Otzi tenía una altura aproximada de 1,6 metros (5,2 pies) y pesaba alrededor de 50 kilos, o 110 libras. Posiblemente tenía cabello negro a la altura del hombro y barba. Sesenta y un tatuajes cubren su cuerpo. Con base en su posición, los investigadores creen que eran parte de un tratamiento para el dolor de las articulaciones.

Los científicos han examinado a Otzi durante los últimos 25 años. Han reconstruido su aspecto, atuendo y equipo. Incluso sabemos qué fue lo último que comió.

El ADN y otros análisis revelaron que tenía ojos color marrón y tenía problemas de salud, lo cual no es de sorprender debido a su edad. A la edad de 45 años, él era bastante mayor en ese entonces. Otzi estaba genéticamente predispuesto a enfermedades cardiovasculares y sufría de endurecimiento de arterias, intolerancia a la lactosa y problemas dentales. También podría haber tenido úlcera y los científicos encontraron evidencia de tricocéfalo, un parásito intestinal.

Más sorprendente aún, sus descendientes aún pueden encontrarse en algunas regiones europeas aisladas, como en la Cerdeña de Italia y la Córcega de Francia.

Al examinar sus heridas, los investigadores encontraron los glóbulos rojos más antiguos alguna vez encontrados. Incluso sabes cómo era su atuendo, así como qué armas y equipo usaba.

Sin embargo, uno de los aspectos más intrigantes fue la forma en que murió. Se encontró una punta de flecha de piedra en su hombro izquierdo, la cual posiblemente cortó un vaso sanguíneo importante: Otzi fue asesinado.

El polen en su estómago nos dice que su muerte posiblemente tuvo lugar durante la primavera, mientras que otras muestras de estómago muestran que, al menos, había almorzado muy bien antes de morir: maíz, carne y fruta.

Lo que no sabemos es qué estaba haciendo a más de 3.000 metros en los Alpes italianos y por qué fue asesinado. Incluso cuando Otzi hable, es poco probable que revele sus últimos secretos.