(CNNMoney) - ¡Salud! Los amantes del whisky están vaciando el suministro mundial de whisky escocés de malta pura.

La sed por el licor está en auge alrededor del mundo —desde EE.UU. hasta los países en desarrollo como China— lo que ha elevado los precios de las cosechas más viejas, y ha atraído a expertos inversionistas con la esperanza de sacarle provecho y obligar a las destilerías a que se peleen por satisfacer la demanda.

"La escasez del singular whisky de malta pura... ya ha empezado, y va a empeorar", dijo Rickesh Kishnani, quien lanzó el primer fondo de inversión de whisky del mundo.

El problema es que el whisky escocés de malta pura que indica la edad siempre ha sido, por diseño, un producto limitado. Los destiladores producen una cantidad fija en un determinado año con cero visibilidad sobre cómo será la demanda una vez las botellas empiecen a alcanzar edades venerables.

La industria se despertó demasiado tarde al auge actual. A finales de los años ochenta, muchas destilerías estaban poniéndole fin a sus operaciones comerciales, y hace solo una década, las exportaciones de whisky escocés se estaban estancando.

Ahora se está agregando una mayor capacidad, pero las malas noticias para quienes beben whisky son que la escasez podría durar otros 10 a 15 años, dicen los expertos.

Asia encuentra su amor por el whisky escocés

El entusiasmo por el whisky escocés de malta pura —whisky que se hace con el producto de una sola destilería en lugar de una mezcla— sigue en ascenso. En Estados Unidos, las ventas anuales casi se triplicaron entre 2002 y 2015, según el Distilled Spirits Council de Estados Unidos.

Las exportaciones globales de malta pura aumentaron en un 159% entre 2004 y 2014, según la Asociación de Whisky Escocés. Asia ahora representa un quinto de todas las exportaciones de whisky escocés; el año pasado compró 250.000 millones de botellas.

"En China, todos hablan de eso", dijo Stephen Notman de The Whisky Corporation, una compañía de inversión en whisky. "Nadie se imaginó que ahí hubiera un mercado para un whisky de 30, 40 años de edad".

El whisky escocés más caro del mundo se vendió en Hong Kong: se trata de una licorera de cristal de whisky Macallan "M" se vendió por la increíble cantidad de 628.205 en una subasta en Sotheby's en 2014.

Producir más whisky

Para combatir la escasez de malta pura, algunas destilerías están aumentando la producción.

"Actualmente estamos trabajando a nuestra capacidad completa: siete días a la semana, 24 horas al día", dijo Charlie Whitfield, gerente de marca para Macallan. "Solo necesitamos ser pacientes y dejar que esos barriles hagan su magia".

Para principios del 2018, una de las marcas más populares de whisky escocés, tendrá su segunda destilería en línea. Sin embargo, no sacará a la venta botellas inmediatamente; por ley, todo el whysky escocés debe ser envejecido durante al menos tres años.

En años recientes, marcas como Macallan, Highland Park y Oban también han empezado a sacar botellas cuyas etiquetas no mencionan la edad del whisky.

Esta es otra forma más en la que se puede compensar la presión que existe sobre la oferta, ya que le da a Macallan la capacidad de sacar a la venta los mejores whiskys que tiene a su disposición en lugar de esperar años para sacar más.

Hacer dinero a partir de la escasez de malta pura

Mientras tanto, los precios se están disparando para los whiskys más antiguos.

Por ejemplo, un whisky Black Bowmore envejecido durante 30 años antes de su lanzamiento en 1994 inicialmente costaba 110 dólares la botella. Pero ahora fácilmente se subasta por 7.000 dólares, dijo Notman.

El Investment Grade Scotch Whisky Index, el cual registra los precios de las subastas, subió un 14% el año pasado, y superó a otros activos tradicionales. El oro se vino abajo en más del 10% en el transcurso del mismo período, mientras no hubo mucho cambio en el S&P; 500.

El fondo de whisky de Kishnani, una colección creciente de 7.500 botellas, ha aumentado un 26% de su valor desde que inició en 2014. El fondo también incluye whiskys japoneses más antiguos, los cuales de igual forma están subiendo en términos de su valor. A los whiskys de "destilerías silenciosas", las cuales han cerrado, como Karuizawa, les va excepcionalmente bien, ya que las reservas son incluso más limitadas.

Ahora que más suministros vienen en camino, los precios a la larga subirán en los años venideros, dijo David Wainwright, quien es propietario de una firma de asesoría sobre vinos y licores.

Pero por ahora, "aún queda mucho camino por recorrer", dijo. "Los precios del whisky escocés de malta pura aún pueden ir más allá"