Marco Rubio y Donald Trump están en medio de una creciente guerra de palabras, como resultado de los ataques de Rubio contra Trump durante el último debate.

Washington (CNN) – El más reciente debate entre los aspirantes presidenciales republicanos dejó profundas divisiones y fuertes críticas entre los contendientes.

El senador por Florida, Marco Rubio, dijo el viernes que Donald Trump es la persona más vulgar que alguna vez se haya postulado para la presidencia de Estados Unidos.

"Donald Trump quizás ha sido la persona más vulgar —no, no creo que quizás— que alguna vez haya aspirado a la presidencia en términos de cómo ha llevado a cabo su candidatura", le dijo a Alisyn Camerota de CNN en "New Day".

El senador de Florida estaba respondiendo a una pregunta sobre un momento durante el debate presidencial republicano llevado a cabo el jueves por la noche por Fox News, cuando Trump les aseguró a los votantes estadounidenses que a pesar de lo que Rubio sugirió durante el período de campaña, que no tenía problema con el tamaño de sus manos... o cualquier otra cosa.

"Miren esas manos, ¿son manos pequeñas?", dijo el favorito para la nominación presidencial del Partido Republicano, mientras las levantaba para que los espectadores se las pudieran ver. "Y, él se refirió a mis manos... 'si son pequeñas, sin duda algo más debe ser pequeño'. Les garantizo que no hay ningún problema. Se los garantizo".

Rubio dijo que la vulgaridad de Trump ha impedido que los candidatos discutan las políticas que afectan al pueblo estadounidense.

"La mayoría de las preguntas tenía algo que ver con él o ella dijo", según Rubio. "Me gustaría tener un debate sobre política. Creo que eso es importante. Estamos hablando aquí de la presidencia de Estados Unidos".

Recientemente, Rubio intensificó sus ataques contra el temerario multimillonario en su campaña; por ejemplo, reavivando un insulto de hace décadas al burlarse de Trump por tener relativamente manos pequeñas.

"Él siempre me llama pequeño Marco. Y admitiré que es más alto que yo. Él mide como 1,89 metros, por lo que no entiendo por qué sus manos son del tamaño de una persona que mide 1,58", dijo Rubio en Virginia el domingo. "¿Y saben que dicen de los hombres con manos pequeñas? Que no puedes confiar en ellos".

A pesar de sus desacuerdos con Trump, Rubio mantuvo la promesa que ha repetido en varias ocasiones de apoyar al candidato republicano que resulte nominado —incluso si se trata del magnate de bienes raíces— algo que dice que lo pone a él y al pueblo estadounidense en una posición difícil.

"Ese es el dilema que estoy tratando de evitar que el Partido Republicano enfrente", dijo. "No quiero tener un candidato por el que la gente tenga que inventar excusas en relación a por qué votan a favor o que traten de ignorarlo y voten a favor. Quiero que contemos con un candidato con el que nos sintamos entusiasmados".

Ganar las elecciones generales con Trump como el candidato propuesto por los republicanos sería difícil.

"Si Donald Trump es el candidato republicano, tendremos un partido dividido. Tendremos un partido que de cierto modo tendrá que justificarse por qué está votando por este hombre", dijo Rubio. "Creo que es difícil ganar unas elecciones con un candidato de esa manera".

Rubio habló con varios programas la mañana después del debate, incluyendo a "Good Morning America" de ABC, donde dijo que lamentaba "la forma en que la campaña se ha desarrollado".

"A veces cuando alguien es tan ofensivo como él, de forma repetida, necesita recibir un poco de su propia medicina", dijo Rubio. "Y seamos claros, nada de lo que he dicho se acerca a lo que Donald Trump dice regularmente de forma diaria y rutinaria. No solo una vez".

David Wright de CNN contribuyó con este reporte.