(CNNMoney) - Las elecciones del 2016 podrían depender de las mujeres solteras.

Esa es la advertencia que recibió Hillary Clinton, Donald Trump y el resto de contendientes por parte de Rebecca Traister, autora de un nuevo libro titulado All the Single Ladies (Todas las mujeres solteras), el cual está teniendo mucho auge.

Los candidatos no pueden pasar por alto que el bloque de las mujeres solteras está creciendo... 53% de las mujeres estadounidenses adultas ahora son solteras. Los demócratas cuentan con el apoyo de las mujeres solteras para ganar.

Muchos votantes están molestos con el status quo de este año, pero las mujeres solteras tienen una lista especialmente larga de razones para estar molestas. El simple hecho de nacer siendo mujer en Estados Unidos significa que posiblemente ganarás menos que tus pares masculinos y pagas más por las necesidades básicas de la vida.

Traister argumenta que se trata de "una revolución", aunque el gobierno de Estados Unidos y muchas empresas aún están operando con una mentalidad de 1960.

Estas son 10 formas en las que las mujeres solteras se ven afectadas económicamente.

1. Te pagan menos que a los hombres

Las mujeres estadounidenses reciben menos dinero que los hombres. Las mujeres ganan 84 centavos por cada dólar que un hombre gana, según el Centro de Investigaciones Pew. PayScale dice que la brecha de género es aún peor: las mujeres ganan solo 77 centavos por cada dólar que los hombres ganan.

Parte de la brecha es explicada por el hecho de que más mujeres trabajan en empleos con salarios más bajos, como asistentes administrativas y trabajo social. Sin embargo, existe una brecha incluso cuando las mujeres y los hombres tienen los mismos puestos de trabajo y las mismas aptitudes.

Por exactamente el mismo trabajo, las mujeres ganan solo 97 centavos por cada dólar que sus colegas varones ganan, según un extenso estudio llevado a cabo por PayScale. La conclusión es que las mujeres, especialmente las mujeres solteras, viven con menos.

2. Normalmente pagas más por el champú

Las mujeres enfrentan un doble revés financiero: les paga menos pero a menudo tienen que pagar más por productos básicos como champú, rasuradoras y pantalones vaqueros. El fenómeno ha sido apodado como el "impuesto rosa".

Un estudio por el Departamento de Asuntos del Consumidor de la ciudad de Nueva York encontró que los productos para el cuidado del cabello para mujeres cuesta un promedio de 48% más que los mismos artículos comercializados para hombres.

3. Las solteras pagan más por el seguro de automóvil

No estar casada es un problema mayor cuando se trata de obtener un seguro de auto, sobre todo a los 20 años. Tanto los hombres solteros como las mujeres solteras pagan primas más altas que sus amigos que se han casado, según InsuranceQuotes.com.

Algunos se preguntan si las aseguradoras tienen que volver a hacer sus cálculos, sobre todo ahora que la edad promedio en que se casan las mujeres ha aumentado de 22 años de edad en 1980 a más de 27 en la actualidad. Hawai es el único estado que prohíbe que las compañías de seguros tomen en cuenta el estado civil para hacer el cálculo de la tasa.

4. Existe muy poca probabilidad de que llegues a ser directora ejecutiva

Ya sea que lo llames un techo de cristal o un gueto rosa, la realidad es que pocas mujeres estadounidenses llegan a ocupar un alto cargo. PayScale encontró que la brecha salarial empeora mientras más alto es el cargo que ocupan las mujeres. No es de extrañar que haya un menor número de mujeres millonarias y multimillonarias.

Solo 24 directores ejecutivos de las 500 mayores empresas estadounidenses que cotizan en bolsa son mujeres. Y el panorama detrás de ellas no es alentador. En las grandes empresas, solo el 16,5% de los cinco primeros puestos son ocupados por mujeres, según un análisis que CNNMoney llevó a cabo el año pasado.

Para cambiar esta situación, "no solo necesitamos 'apoyo' sino un cambio estructural", dice Sallie Krawcheck, quien alguna vez fuera la mujer con el cargo más alto de Wall Street. Ahora está lanzando Ellevest, un emprendimiento de inversión que atiende a las mujeres.

5. No esperes una licencia de maternidad pagada cuando tengas a tu bebé

Alrededor del 40% de los bebés estadounidenses son hijos de mujeres solteras. Ser madre de un recién nacido es duro, pero es aún más difícil dado que Estados Unidos es el único país desarrollado que no garantiza la licencia pagada para las nuevas madres.

La Ley de Ausencia Familiar y Médica de Estados Unidos les permite a algunas trabajadoras tomar hasta 12 semanas de licencia SIN GOCE DE SUELDO tras el nacimiento de un niño. Sin embargo, menos del 60% de los trabajadores son elegibles, de acuerdo con el Departamento de Trabajo.

"Las empresas ahorran dinero cuando tienes una buena licencia pagada. Hay menores tasas de rotación", dice Victoria Budson, directora ejecutiva del Programa de Mujeres y Políticas Públicas de la Universidad de Harvard.

6. Tienes más probabilidades de ganar el salario mínimo

Dos tercios de los trabajadores que ganan el salario mínimo en Estados Unidos son mujeres, según el Centro Nacional de Leyes para la Mujer. De hecho, la mitad de los trabajadores que ganan el salario mínimo son madres solteras. Esa es una de las razones por la que la tasa de pobreza de las mujeres es mayor que la de los hombres.

"Un aumento en el salario mínimo tendría un impacto dramático en las mujeres solteras", dice la autora Traister.

7. La deuda universitaria representa una gran proporción de tu salario

Si bien muchos aplauden que las mujeres están ganando más títulos universitarios que los hombres, el hecho de que las mujeres que se gradúan de la universidad por lo general ganan menos dinero que sus homólogos masculinos es un problema cuando se trata de pagar los préstamos estudiantiles.

Las mujeres dedican un porcentaje mucho mayor de sus ingresos a sus pagos mensuales de préstamos estudiantiles, de acuerdo con estudios realizados por el Instituto de Investigación de Políticas de la Mujer y la Asociación Americana de Mujeres Universitarias. Eso significa que les queda menos dinero para alquiler, atención médica y otros gastos.

8. El cuidado de los niños es costoso

Casi una cuarta parte de los niños estadounidenses ahora viven en una familia de una madre soltera. Las madres solteras son muy propensas a tener bajos ingresos o viven en la pobreza, según datos del gobierno.

Una razón importante es el cuidado infantil. Eso representa un enorme gasto para una mujer soltera que trabaja. En algunos estados, los costos de cuidado infantil ahora son más altos que la matrícula en una universidad estatal, de acuerdo con Child Care Aware of America.

9. No obtienes la financiación para un emprendimiento como los hombres

Las mujeres solteras muy probablemente tienen un empleo, pero ya sea que tengan un típico trabajo en una empresa o que traten de trabajar por su cuenta, se encuentran en desventaja. Las mujeres reciben mucho menos "capital de riesgo" para iniciar empresas que los hombres.

"Eso no cambiará en el corto plazo", dice Krawcheck. El problema, dice, es que los hombres dominan el mundo financiero y es más probable que se arriesguen en alguien que se ve como ellos.

10. Podrías pagar más por el seguro de discapacidad

A nadie le gusta pensar en los seguros de discapacidad. Solo lo necesitas cuando te lastimas en el trabajo y no puedes trabajar durante algún tiempo. Pero las mujeres deben pensar más en ello, ya que a menudo pagan tasas más altas.

Las aseguradoras argumentan que tienen derecho a cobrarles más a las mujeres porque históricamente las mujeres han presentado más reclamaciones de incapacidad. Sin embargo, existen crecientes llamados a fin de que se nivele el campo de juego... al igual que la Ley de Asistencia Asequible estipuló que es ilegal cobrarles más a las mujeres por el seguro médico.

Si alguien compra un seguro de incapacidad a través de su plan corporativo, este es neutral en cuanto a género; es decir, los hombres y las mujeres pagan las mismas tarifas. Pero si una mujer compra un seguro de discapacidad por su cuenta, tendrá que pagar la tarifa más alta.

La conclusión

La conclusión es que las mujeres ganan menos que los hombres, pero las mujeres tienen que pagar más por los muchos gastos básicos de la vida. Las mujeres solteras están en una desventaja aún mayor, ya que tienen que llevar toda la carga financiera sola... y pagan más por cosas como el seguro de automóvil.

Y esto sin hablar sobre el persistente estigma de ser mujer soltera "de cierta edad".

Pero el cambio podría ocurrir muy pronto.

"Creo que existe una evidente presión política que no existía antes", dice Budson en Harvard. "Tanto los hombres como las mujeres hablan sobre la brecha salarial en la política, la industria del entretenimiento y en las conversaciones diarias".

Traister está de acuerdo. "Un gran número de mujeres dicen... somos una nación que ha cambiado y requerimos una relación diferente con nuestro gobierno".