(CNNMoney) - La masiva apuesta de la India en energía solar está dando resultados antes de lo anticipado.

El valor de la energía solar ha bajado en los últimos meses a niveles que compiten con el precio del carbón, posicionando la fuente renovable de energía como un opción viable en un país donde 300 millones de personas viven sin electricidad.

Los precios ahora apenas están a un 15% de los del carbón, según KPMG. Si la tendencia continúa, los expertos predicen que la energía solar será 10% más barata que el carbón en 2020.

Y eso podría ser una predicción conservadora. En una subasta reciente del gobierno, el ganador ofreció vender la electricidad generada por un proyecto en Rajastán por 6 centavos de dólar por kilovatio por hora, casi el mismo precio de unos proyectos de carbón recientes.

"La energía solar es muy competitiva", dijo Vinay Rustagi de la consultora de energía renovable Bridge to India. "Es un gran alivio para países como la India que quieren tener cada vez más energía solar".

El primer ministro Narendra Modi ha hecho del acceso a la electricidad una prioridad número uno, y ha fijado la meta de que 1.300 millones de indios tengan electricidad por 24 horas. Actualmente, hasta las ciudades más grandes de la India sufren de cortes de electricidad.

Para mejorar el abastecimiento, Modi ha puesto la meta de traer 100 gigavatios de energía solar para 2022, eso es 20 veces los niveles actuales.

"La industria en general es optimista", dice Anshu Bharadwaj, director ejecutivo en el Centro para Estudios de la Ciencia y Tecnología. "No creo que podamos pedir un mejor escenario".