(CNN) - El príncipe Guillermo fue atacado con bolas de nieve por su esposa, Catalina, la duquesa de Cambridge, en sus primeras vacaciones como una familia de cuatro miembros.

Los duques de Cambridge, junto con el príncipe Jorge, de dos años, y la princesa Carlota, de 10 meses, se ven felices en la nieve en los Alpes franceses. Fueron retratados por el fotógrafo John Stillwell.

Stillwell fue el único invitado a unirse a la familia real en sus cortas vacaciones en una ubicación secreta en los Alpes.

La pareja real se ve feliz, lanzándose puñados de nieve. Hay una imagen de Guillermo cuando recibe una bola de nieve en la cara.

Rápidamente retoma la compostura, lucha alegremente con su esposa y le quita de la mano otro puñado de nieve.

Las vacaciones reales también marcaron la primera vez en la que los principitos jugaban con la nieve, según un tweet del Palacio de Kensington.

Los duques de Cambridge son ávidos esquiadores, y la noticia de su relación llegó por primera vez a los tabloides en 2004 cuando fueron fotografiados esquiando en Suiza.

En ese entonces, el periódico Sun publicó las imágenes junto a un titular que decía "Guillermo tiene una chica", una historia con la que el palacio dijo estar "muy molesto".