Este fin de semana se llevó a cabo el multitudinario funeral de Berta Cáceres (ORLANDO SIERRA/AFP/Getty Images).

(CNN Español) - El ciudadano mexicano Gustavo Castro Soto debe permanecer en Honduras para brindar declaración tras el homicidio de Berta Cáceres, ya que era la única persona que acompañaba a la dirigente ambientalista la madrugada en la que fue asesinada, informaron las autoridades hondureñas.

Agentes migratorios hondureños informaron de los alcances de la medida a Castro Soto, quien recibe la asistencia y protección consular de la Embajada de México en Honduras.

Según las autoridades hondureñas, la muerte de Berta Cáceres es un "hecho que enluta a todo el pueblo hondureño, por lo que el Estado de Honduras reitera su compromiso de esclarecer este hecho en el menor tiempo posible, para lo cual, todos los mecanismos de investigación se encuentran activos".

El mexicano cuenta con protección en aplicación de la Ley de Protección a Testigos en el Proceso Penal, según un comunicado de la Secretaría de Relaciones Exteriores hondureña.

La activista hondureña ganó en 2015 el premio Goldman por su trabajo ambiental. Cáceres lideró a los indígenas lenca de Honduras y llevó a capo una campaña para presionara la constructora de presas más grande del mundo a retirarse de Honduras.