(CNN Español) - Este martes el pueblo venezolano amaneció con un anuncio por parte de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática, cuyos miembros, sin emitir muchos detalles, anunciaron la utilización simultánea de varios mecanismos constitucionales para así finalizar el mandato del presidente Nicolás Maduro y lograr un periodo de elecciones presidenciales este mismo año.

La MUD también hizo un llamado a lo que ellos señalan manifestaciones pacíficas durante las próximas semanas.

Son varias propuestas, legales y sociales, que tienen el mismo objetivo. Para la oposición venezolana no basta con un sólo mecanismo en su intento por adelantar el fin del gobierno del presidente Maduro. Las estrategias están basadas en la Constitución y la presión desde la calle.

Jesús Torrealba, secretario ejecutivo de la MUD, dijo que se pide "una amplia movilización popular que debe caracterizarse por su carácter pacifico y su contundente determinación democrática". Con esa presión social, la oposición busca "aprobar una enmienda constitucional que sea votada y defendida por el pueblo para reducer el mandato presidencial y lograr constitucionales este año".

La MUD también impulsará un referendo revocatorio acompañado de una ley que defina los mecanismos necesarios para su ejecución. Una asamblea constituyente sería la carta bajo la manga para más adelante pues dicen tener claro que su plan, para el que no dieron a conocer plazos concretos, no estará libre de obstáculos.

La agenda opositora incluye movilizaciones que se iniciarán el 12 de marzo aquí en la avenida Francisco de Miranda para solicitar la renuncia de Maduro, quien en abril arriba a la mitad de su período de gobierno establecido, según la constitución venezolana, en seis años. Maduro sería el segundo en ser sometido a referendo revocatorio desde 1999.

Su predecesor, Hugo Chávez, salió victorioso de uno en 2004.

El abogado constitucionalista Pedro Afonso del Pino dijo que "la única forma de que en Venezuela ocurra una salida constitucional es que el poder ejecutivo acceda. Y cuando digo acceda, no quiero decir que sea por convicción puede ser por presión social producto de la situación económica como debe ser producto también de una gran presión internacional".

En medio del debate público sobre los mecanismos para poner fin al mandato de Maduro, algunos líderes del partido oficial como Diosdado Cabello han desestimado estas acciones y el presidente ha dicho que piensa culminar su mandato.

Maduro ha descartado su salida: "De aquí no me saca nadie caballero, como a usted no lo sacan de su vivienda, así de sencillo lo digo. Tranquilito".

En el oficialismo, se cierran filas junto al jefe de estado. Jorge Nava, líder comunitario revolucionario, dijo: "Ellos han asumido una actitud siempre contraria a los principios democráticos y contrarios a los preceptos constitucionales que están establecidos dentro de un marco legal".

El diputado opositor Freddy Guevara dijo que "la estrategia es generar la presión social necesaria para que el gobierno acepte una solución democrática".

Guevara dijo que la MUD no tiene miedo a aceptar la voluntad del pueblo, pero que "si el Gobierno bloquea todos los caminos constitucionales, nos tendríamos que declarar en obediencia civil".

El diputado explicó que cualquier salida constitucional solo es viable con movilización social, con vigilancia internacional y con que se permita que el pueblo sea quien decida.

Según un estudio de la encuestadora privada Datincorp, en febrero el 72 % de los venezolanos quiere una salida anticipada del presidente Maduro. Según ese mismo estudio, el mecanismo que cuenta con mayor respaldo popular es el referendo revocatorio.

Con información de Osmary Hernández