(CNNMoney) - Tu producto italiano favorito cada vez se está haciendo más caro.

Los precios del aceite de oliva aumentaron un 20% en 2015 después de una sequía y una enfermedad que acabó con la mayor parte de las plantaciones europeas. Los expertos de la industria pronostican un aumento similar para este año.

La producción global del aceite cayó en un 30% el año pasado, según datos del Consejo Internacional de Olivos.

España, que produce el 40% del aceite de oliva del mundo, experimentó un verano inusualmente caliente en 2014. Eso llevó a la peor cosecha en casi 20 años, afirmaron los granjeros.

Para cumplir la demanda de exportación, los productores españoles agotaron sus reservas. Pero la cosecha de 2015/2016, también ha resultado débil, debido de nuevo a las inusualmente altas temperaturas del verano.

Tres semanas de mucho calor en julio de 2015, hicieron que grandes cantidades de olivas maduraran demasiado rápido.

Ahora el Consejo Internacional de Olivas espera que España produzca 1,2 millones de toneladas de aceite de oliva, más que el desastre del año pasado, pero aún por debajo de los 1,8 millones de toneladas que produce en promedio.

Y no es sólo España. Millones de árboles de olivo en Italia, que produce el 20% del aceite mundial, han sido atacados por una enfermedad mortal.

Funcionarios europeos han ordenado un sacrificios masivo de árboles en las zonas más afectadas del sur de Italia en un esfuerzo por contener el brote. Pero Italia ha preferido salvar algunos árboles de más de 500 años de edad. Dicen que la Unión Europea ha dado información imprecisa sobre el brote.

Los precios más altos ya están haciendo que los compradores se cambien a aceites alternativos. El consumo de aceite de oliva ha bajado un 7% en 2015, según el Consejo Internacional de Olivas